domingo, 29 de marzo de 2015

Todas las mujeres alteradas - Maitena.

Ésta será casi con seguridad, la última entrada englobada en el trimestre temático del humor, a excepción de una pequeña entrada resumen que publicaré el último día. Se me quedan entradas en el tintero, pero de eso ya os hablaré el 31. He querido terminar el trimestre temático con esta obra, que pese a su grosor, me la bebí en un par de días. Se trata de "Todas las mujeres alteradas" de la célebre Maitena, a la que os voy a presentar antes que nada.

Maitena.

Maitena Inés Burundarena nació en Buenos Aires, en 1962.

Comenzó dibujando tiras eróticas en Argentina, para distintos magazines. Ha sido ilustradora gráfica en revistas y diarios, así como en libros de texto escolares. Su primera tira cómica llevaba por nombre Flo y se publicó en Argentina. Estas tiras fueron recopiladas posteriormente en un libro, al que se tituló Y en este rincón, las mujeres.

En 1994, una revista femenina la contrata para publicar, semanalmente, una página de humor. Así nace Mujeres alteradas, tira que más tarde sería publicada a nivel mundial, traduciéndose a varios idiomas. Todas las tiras de Mujeres alteradas fueron publicadas en cinco libros, publicados en más de treinta países.

Entre 1998 y 2003, publica una tira cómica en el periódico La Nación. Esta tira, titulada Superadas, se publicaría en formato libro, por primera vez en 2002. A este primer volumen le seguirían otros dos.

Además de esto, Maitena es autora de los libros Curvas peligrosas 1 y 2, que también recopilan sus trabajos como historietista y de una novela, Rumble, publicada en 2011.


Ficha técnica.

Título: Todas las mujeres alteradas.
Autor: Maitena.
Género: Novela gráfica/Humor.
Nº páginas: 432.
Editorial: Lumen.
Edición: 2006.
Formato: Tapa blanda.
ISBN: 9788426415905.
Precio: 27.90€.


Sinopsis.

La genial e irrepetible Maitena reune en un solo volumen toda la serie de Mujeres alteradas con historias inéditas, material adicional y un prólogo revelador en el que nos habla de su trabajo a lo largo de todos estos años. Se trata del volumen esencial de Maitena, la crónica impenitente e hilarante de una época y la suma de todo un periodo creativo, fructífero e iluminador. 


Argumento.

Poco puedo contar en esta ocasión sobre este apartado de la reseña. Como os he adelantado en la sinopsis, Todas las mujeres alteradas es un volumen que recopila todas las tiras de esta serie, anteriormente publicadas en cinco libros. En ellas vamos a encontrar distintas tiras cómicas, ocupando una página completa cada una de ellas, y parodiando algún aspecto del comportamiento femenino en distintas situaciones de la vida: el amor, las citas, las vacaciones, la vida en pareja, el trabajo, la maternida...

Pero como una imagen vale más que mil palabras, creo que lo mejor es dejaros una pequeña muestra.

Yo soy medio rara según esto, jajaja
Ésta me hizo mucha gracia, porque mi madre es
una de ellas, lo reconozco jajaja

Opinión personal.

En la introducción de la reseña os decía que me he leído el libro, en dos días (dos ratos más bien), por lo que os podréis imaginar la opinión que tengo de él. Si bien es cierto que no estoy de acuerdo con lo que la autora nos muestra en todas las tiras cómicas, no debemos olvidar que es una parodia, por lo que todo está exagerado, y hay que ser indulgente. Aunque ciertas tiras me parecieron bastante machistas, teniendo en cuenta que han sido hechas por una mujer, pero son las menos, la verdad.

En otras dice verdades como puños y, en muchas de ellas, como me sucedió con la de las suegras que os he colgado arriba, me he sentido identificada en alguna viñeta. Y estoy segurísima que a vosotras os pasará lo mismo, y si sóis chicos, identificaréis alguna neurosis (todas somos a veces un pelín neuróticas, hay que reconocerlo) de vuestras novias, esposas, hermanas o madres.

Cogí Todas las mujeres alteradas por casualidad, yo llegue a las sección de cómic y novela gráfica de la biblioteca buscando otra obra y, como no la tenían, acabé trayéndome a Maitena a casa, y he de deciros que pese a esas pequeñas discrepancias con algunas tiras, me ha cautivado.

Extremadamente divertida y sincera, algo exagerada a veces, pero es lo que tiene el humor, Maitena reúne en este volumen muchos años de trabajo para disfrute del lector, incluido el hombre, pues aunque algunas tiras le aluden directamente a ellos, aquellos que tengan buen sentido del humor y sepan reírse de ellos mismos, podrán conocer aspectos de la mentalidad femenina que quizá desconozcan y así comprender mejor a sus parejas. Una obra totalmente recomendable, con la que pasaréis un gratísimo rato.


Valoración global: 4/5.

Desde aquí, mi agradecimiento a la Biblioteca Infanta Elena de Sevilla, a la que pertenece el volumen que saqué para poder traer esta reseña. 

viernes, 27 de marzo de 2015

Tercer grado a ... Carlos Pérez de Tudela.

Hacía tiempo que quería volver a traeros un tercer grado a un autor y, ahora que estamos llegando a la recta final del trimestre del humor, que mejor manera de culminarlo que con un autor que lo cultiva en cada una de sus obras (de hecho, voy a intentar traer una entrevista en cada trimestre temático, siempre que me sea posible y encuentre quien se preste a ello).

Carlos Pérez de Tudela
El autor que se ha prestado al Tercer grado en esta ocasión es Carlos Pérez de Tudela, al que ya os presenté en la reseña de Un asesinato algo embarazo y os aconsejo que no os perdáis nada de esta divertida entrevista en la que váis a poder conocerlo en su estado puro, una pequeña muestra de lo que váis a encontrar en sus novelas.

Vamos a comenzar con algunas preguntas sobre tus inicios en este mundo tan complejo como es la literatura y tu forma de trabajar.

          ¿Cuándo decidiste comenzar a escribir?


CPdT: A riesgo de ser de lo más tópico… Diría que desde que tengo uso de razón.

 ¿Recuerdas la primera historia que escribiste?

CPdT: Perfectamente. Y lo recuerdo porque los protagonistas éramos mi grupito y yo. Se llamaba “Juego de sospechas” y fue mi primera incursión en la intriga ejjejej Si no me equivoco… tenía catorce años y la cosa llegó a unas cuarenta páginas. No hace tanto lo releí y… ¡Dios! Quise arrancarme los ojos. 

1    ¿Cómo decidiste el género en el que querías incluir tus libros?

CPdT: Pues la verdad es que aún no me he decidido por uno en concreto. De hecho, creo que me niego a encasillarme. Aunque también te digo que el humor es mi género favorito y, en mayor o menor medida, creo que, sea cual sea el género que escriba, el humor siempre estará presente. De hecho, con la tontería, estoy especializándome en un sub-género del humor: La intriga humorística.


1     ¿Cómo te organizas a la hora de escribir? ¿Tienes alguna manía antes de empezar a hacerlo?


CPdT: La verdad es que no. Eso sí. Me gusta mucho escribir en cafeterías… A mí eso de estar escribiendo y tener trasiego a mí alrededor me chifla. Me encanta recurrir a los que me rodean para ir perfilando mis personajes. Soy un ladrón de personalidades.

1      Cuando escribes ¿tienes ya pensado el final y la evolución de los personajes o vas improvisando sobre la marcha?

CPdT: ¡Me encanta que me hagas esta pregunta! Hasta la fecha, siempre planificaba hasta el más mínimo detalle. Sin embargo, en mis dos últimas novelas “Extraña Luna de Miel” y “Vuelve a casa… si puedes” he optado por no planificar e ir improvisando sobre la marcha (también es cierto que la macro-trama siempre la planifico, escribo de manera improvisada la sucesión de las escenas).

1     ¿Cuánto tiempo suele transcurrir (aproximadamente) desde que comienzas una novela hasta que la das por terminada?

CPdT: Pues depende de lo compleja que sea, del tiempo del que disponga para escribir, etc… la primera y segunda tardé un añito largo, la tercera seis meses y la cuarta en tres estaba lista. Creo que cuanto más escribe más capacidad de rápida producción tienes (también es cierto que mis novelas no son complejísimas de elaborar y eso ayuda).

1    A la hora de escribir ¿qué tipo de escena te cuesta más trabajo?

CPdT: Las secuencias de acción en las que intervienen diversos personajes simultáneamente siempre me suelen costar. Actualmente estoy escribiendo una parodia sobre el género erótico y las escenas eróticas me están costando. Fusionar lo erótico con lo humorístico no es tan sencillo como tenía previsto.

Portada de Extrana luna de miel

Ahora vamos a centrarnos un poquito en tus obras.
1    
      En el blog, estamos en el trimestre temático del humor. Una de las características de tus novelas es que éste abunda en ellas. ¿Qué te hizo decidirte por enfocarlas de este modo?

CPdT: Una apuesta J Yo escribía intriga únicamente y una amiga me retó a fusionar intriga, humor y romance e hice un chick lit.

1      ¿Te supone mucho esfuerzo, como hombre, ponerte en la piel de una mujer para plasmarla en una novela?

CPdT: Pues la verdad es que no. Todo lo contrario, ahora el reto está en volver a la cabeza de un hombre. Tengo muchísimas amigas que me explican con todo lujo de detalles todo tipo de anécdotas y eso me ayuda mucho a meterme en sus cabezas literariamente hablando.

       ¿Qué es lo que te hizo continuar con las aventuras de Daphne en otras dos novelas? ¿Lo tenías pensado de antemano o fue una decisión posterior?

CPdT: Desde el principio tenía planeada una trilogía. Lo que no me había planteado inicialmente era parodiar un género literario en cada volumen; el primero fue el chick lit, el segundo la novela detectivesca y el último será la erótica.

      A Daphne ya la conocimos porque yo la presenté en este blog. Ahora acaba de salir en papel “Extraña luna de miel”, una novela que “aparentemente” no tiene nada que ver con las anteriores. Cuéntanos ¿qué vamos a encontrar entre sus páginas?

CPdT: Encontraréis una historia loca, loca, loca… La escribí sólo para divertirme y, la verdad, me está dando muchas alegrías. Me atrevería a decir que la borracha de la petaca (Andrea Jenkins) que es la protagonista ha calado hondo con sus locuras. Pese a que la novela pueda parecer un chick lit, se trata de una historia de intriga que sucede entre la primera novela de la saga “Los misterios de Daphne” y la segunda y que enlaza directamente con la tercera. Se puede leer independiente, pero para los seguidores de la saga, aporta algunos detalles a las otras novelas.

       Imagino que, como escritor, le tendrás cariño especial a tus personajes. De todos los que has creado ¿cuál es el más especial para ti?

CPdT: Para mí el más especial es Daphne porque fue la primera, pero… ¡la borracha de la petaca está ganando posiciones!

      ¿Qué tienen de ti tus personajes?

CPdT: Mi locura. Soy una persona muy dinámica y movida y creo que esa fuerza loca la vuelco constantemente en mis personajes. De hecho, en ocasiones me han dicho: ¡Esta situación es totalmente irreal! Y yo suelo echarme a reír porque a mí me suceden cosas muy desconcertantes.

       
Rose Byrne
 
¿Alguna vez has caricaturizado a alguien de tu entorno en un personaje de tus novelas?

CPdT: Sí, Ashley (que es la amiga tonta de Daphne) es una persona que conozco. No se lo digáis… Y, bueno, el próximo que pasará por la picota será mi exjefe. Estoy acabando de escribir: “Sí, mi amo: Confesiones de un secretarito”

         Las protagonistas de tus obras se ven envueltas en un sinfín de situaciones inverosímiles ¿has vivido alguna similar en la vida real (tú o alguien próximo a ti) que te haya servido de inspiración?

CPdT: Las vivo constantemente. Soy un imán para las situaciones extrañas… Por otro lado, tengo amigas que son una fuente inagotable de historias surrealistas a más no poder. La realidad SIEMPRE supera la ficción.

         Imagina que te ofrecen hacer una adaptación de las aventuras de Daphne. Qué preferirías ¿cine o televisión?

CPdT: Preferiría cine porque las películas tienen un principio y un fin mientras que con las series nunca se sabe. Mis libros, al ser autoconclusivos, creo resistirían el traslado a guion cinematográfico de manera menos traumatica.

       ¿Cómo te gustaría que fuese? ¿Qué actores/actrices verías más adecuados para interpretar a tus personajes?

CPdT: Yo siempre he creído que Rose Byrne (Daños y perjuicios) sería una buena Daphne. Tiene ojos de penita perpetua (como mi pobre Daphne) pero a la vez es buena en la comedia.

1        ¿Qué autores te han marcado o influenciado de alguna manera como escritor?

CPdT: Sophie Kinsella me ha marcado mucho en lo que a escribir chick lit se refiere. 

1        ¿Cómo te ves a ti mismo como escritor?

CPdT: ¿Te soy sincero? No me veo ejejjej Es decir, siempre que los demás hablando de mí diciendo que soy “escritor” me entra la risa. Aún no he salido de lo de “persona que escribe”. Cuando dé el salto y acepte el apelativo de escrito/autor será la hostia.

       ¿Qué te preguntarías a ti mismo?

CPdT: ¿Por qué lanzaste tu primera novela llenita de faltas ortográficas? Respuesta: ¡Porque soy un kamikaze y o lo hacía en ese momento o no iba a hacerlo nunca! Gracias a ello me he puesto las pilas (de eso han pasado cuatro años) y he aprendido mucho. Creo que toda persona que escribe debe estar en constante pulído.

Primera novela del autor
       ¿Cómo reaccionas ante las críticas?

CPdT: Me gustan las críticas. La opinión de la gente, siempre que es constructiva, me ayuda a mejorar y eso es precisamente lo que yo quiero. Obviamente, cuando la crítica es totalmente injustificada: ¡Me cabreo! Jejejeje Me molestó mucho que me colgasen la etiqueta de machista cuando toqué el tema de la menstruación en mi primera novela.

1        ¿Qué sentiste cuando comenzaste a ver que tus novelas gustaban?

CPdT: ¡Un subidón! Ejjejejej A mí lo que más me gusta es saber que gente a la que no conozco de nada ríe y pasa un buen rato gracias a mis novelas. Una de las veces que más orgulloso me he sentido fue una ocasión que una persona a través de twitter me dijo que estaba ingresada en un hospital y mis novelas la estaban ayudando a pasar el mal rato.

       Convéncenos de por qué debemos leer tus novelas.

CPdT: Seré muy muy muy muy franco… si buscas profundidad, coherencia y lógica, pasa de largo. Por el contrario, si quieres reírte y pasar un buen rato, pruébalo. Mis novelas combinan intriga y humor y suelo elaborarlas de tal manera que uno las devora por lo sencillas que son de leer.

1       ¿Qué estas escribiendo ahora? ¿Puedes adelantarnos algo?
      
       CPdT: Pues, como ya he dicho, estoy acabando “Sí, mi amo: Confesiones de un secretarito”, “Un asesinato con clase” y la novela que discurre en paralelo a ésta: “¡Al diablo con el Karma!” (pertenece a la saga “Los misterios de Daphne”, pero como “Extraña luna de miel” se puede leer independiente a las de la trilogía).

Ya por último, queremos saber algunas cosillas sobre tus gustos como lector.

1       ¿Cuál fue el libro que te enganchó a la literatura, que te hizo continuar leyendo?

CPdT: No tiene mucho valor literario, pero… ¡Los diez negritos! Ejjejej Si leéis “Un asesinato algo embarazoso” veréis que le rindo homenaje.

         ¿Cuáles son tus escritores favoritos?

CPdT: Me gusta Antonio Muñoz Molina, Alejandro Palomas, Chistopher Moore, Sophie Kinsella, Miriam Lavilla, John Katzenbach, Dan Brown, Ramón Vallinclan, Isabel Allende… Muy variados, ¿no?

         ¿Cuál es el último libro que has leído?

CPdT: La trilogía de la Niebla de Carlos Ruíz Zafón.


 ¿Y con el que más te has reído?

CPdTUna chica años veinte, Sophie Kinsella (lo mío es obsesivo).

         ¿Cuál es tu género preferido? ¿Hay alguno que no soportes?

CPdT: Mis géneros favoritos son la intriga y el chick lit. No me gusta nada la histórica.

       ¿Qué libro (sin contar los tuyos) es el que recomiendas por activa y por pasiva?

CPdT: Creo que “El psicoanalista” de John Katzenbach es un buen libro de inrtiga. Y “Confesiones de una compradora compulsiva” de Sophie Kinsella, en el género del chick lit.

1       Y ya por último, ¿qué te ha parecido la entrevista (además de larga, por algo se llama Tercer grado, jejeje)?

CPdT: ¡Completísima! Ejejje Muchísimas gracias por el tiempo que me has dedicado y por la oportunidad de darme a conocer a tus lectores. Gracias a todos por leer hasta el final la entrevista. Espero no resultaros muy pesado!!!!!!

************************************************

Ya por último, al margen de la entrevista, os dejo el enlace a la reseña de Un asesinato algo embarazoso, que ya publiqué en el blog hace algún tiempo. Puedes verla aquí.

También podéis haceros con sus novelas, en ebook o papel, en la web de Alentia Editorial, a la que podéis acceder pinchando aquí.

Espero que os haya gustado la entrevista y os animéis a leer algo de Carlos, os aseguro que no os arrepentiréis, porque con seguridad váis a pasar un buen rato. 

Muchas gracias al autor, por prestarse a ser entrevistado para este blog. 

martes, 24 de marzo de 2015

La gardenia blanca de Shanghái - Belinda Alexandra.

Hoy os vuelvo a traer una reseña de las que tengo pendientes desde hace tiempo. Afortunadamente tengo buena memoria y, aunque terminé de leer esta novela hace bastantes meses ya, aún la recuerdo perfectamente, así como las sensaciones que me dejó.

Pero antes de proseguir, y como viene siendo habitual cada vez que reseño por primera vez a un autor, os la presento, aunque estoy segura de que es bien conocida por tod@s vosotr@s.

Belinda Alexandra
Foto extraída de la web oficial de la autora

Belinda Alexandra.

Hija de madre rusa y padre australiano, ha dedicado gran parte de su vida a viajar por todo el mundo, hecho que la ha enriquecido personalmente y que ha propiciado que utilice los conocimientos culturales adquiridos durante dichos desplazamientos para crear una serie de interesantes novelas que han logrado un gran éxito de público y crítica.
 
Su amor por otras culturas y lenguas es solo comparable con la pasión que siente por su país, Australia. Es integrante voluntaria del equipo de rescate de la asociación NSW Wildlife Information and Rescue Service (WIRES). 


La gardenia blanca de Shanghái, su primera novela, fue seguida por La lavanda silvestre que iluminó ParísSecreto de hermanas y Melodía en la Toscana.



Ficha técnica.


Título: La gardenia blanca de Shanghái.
Autor: Belinda Alexandra.
Género: Novela histórica (*).
Nº páginas: 608.
Editorial: Martínez Roca.
Edición: 2010. 
Formato: Tapa dura.
ISBN: 9788427036338.
Precio: 22.50€.


Sinopsis.

En la pequeña ciudad china de Harbin, Anya Kozlova, una niña de trece años, vive rodeada del amor de sus padres, unos inmigrantes rusos que huyeron de su país tras la revolución bolchevique. Sin embargo, pocos meses antes del final de la segunda guerra mundial, su padre fallece en un trágico accidente y su madre, Alina, es deportada por las autoridades chinas a un campo de trabajo en Siberia. 

Sola, desesperada y sin ningún otro familiar al que recurrir, Anya se verá obligada a emigrar primero a Shanghái —una glamurosa ciudad en la que trabajará en la sala de fiestas más famosa del momento— para luego marcharse a la isla filipina de Tubabao, donde se encontrará con otros refugiados rusos, y, desde allí, preparar su posterior partida a la Australia de los años cincuenta, un país aún virgen y salvaje donde, tras muchos esfuerzos, logrará el éxito y reconocimiento personal. 

Testigo de una época dura, apasionante y decisiva en Europa y en el mundo, recorreremos con Anya continentes, países, paisajes y culturas, la veremos enamorarse, casarse y perderlo todo y asistiremos, también, a su lucha por responder a la única pregunta que da sentido a su vida, ¿qué le ocurrió a su madre?


Argumento.

Anya es una niña feliz, de origen ruso, que vive junto a sus padres en China, país al que tuvieron que emigrar tras la revolución bolchevique. Pero un día, así como si nada, toda su vida y su felicidad e desmoronan. Su padre muere en un accidente, y su madre es deportada a un campo de trabajo en Siberia tras haber prestado su ayuda a un japonés en plena represión comunista china.

Shanghái, primera mitad del s. XX
Así, con tan solo 13 añitos, y ayudada por sus vecinos, Anya llega a Shanghái, donde crecerá bajo la protección de Sergei, un compatriota ruso que la tratará como a una hija y le dará una acomodada vida. En Shanghái, Anya conocerá el lujo, el amor, la envidia y la traición, pero en ningún momento olvidará su objetivo: encontrar a su madre y reunirse con ella.

Pero el destino es caprichoso y, cuando ya creíamos que Anya lo tiene todo y solo le falta que su madre aparezca como por arte de magia, se ve obligada a huir de Shanghái y así llega a la filipina isla de Tubabao, a un campamento de refugiados, donde deberá comenzar de nuevo. Allí conseguirá un buen trabajo (siempre teniendo en cuenta que es un campamento de refugiados, en mitad de una isla, sometida a los caprichos de la naturaleza), lo que le otorgará cierta seguridad, y conocerá el significado de la verdadera amistad.

Pero una vez más (la vida de los refugiados es así), se ve obligada a emigrar, esta vez a Australia, tierra aún virgen, donde están siendo enviados todos los refugiados jóvenes, en edad de trabajar y sacar adelante el país. Allí volverá a rehacer su vida por cuarta vez. Pero ¿encontrará Anya a su madre alguna vez?


Opinión personal. 

He tardado mucho en aventurarme a leer algo de Belinda Alexandra. Y en realidad, no era porque no lo desease, sino porque no se ha terciado el momento de hacerlo. Ya sabéis como va esto: muchas veces no eres tu la que decides tus próximas lecturas, sino que es el blog el que te lo va marcando. El caso es que cuando comencé a leer La gardenia blanca de Shanghái, lo hacía con demasiadas expectativas, pues ya había leído muchas reseñas sobre las distintas obras de la autora y, en general, todas tenían muy buenas críticas.

Campamento de refugiados en Tubabao
Y aunque a veces las expectativas altas son un arma de doble filo, en esta ocasión no fue así. La prosa de Belinda Alexandra me cautivo desde un primer momento, Con una prosa sencilla y fluida pero a la vez muy elegante, la autora nos narra una emocionante historia donde, como ya os he adelantado en el argumento, todo tiene cabida.

Fruto de una buenísima documentación, Belinda Alexandra nos cuenta una historia ambientada en un periodo histórico poco común en la literatura y para mí, del que conocía bastante poco, como es la Revolución Bolchevique y la vida de los emigrantes rusos.

La ambientación, para mi gusto es muy buena, había veces que incluso podía imaginarme en la casa de Sergei, en Shanghái, bajando la escalera, o saliendo al patio y contemplar las gardenias blancas que tanto le gustaban a Anya. O el local en Shanghái, el campamento y el sistema de correo en Tubabao o los primeros albores de las tierras australianas.

Los personajes están bien perfilados (aunque algunos mejor que otros) y la narración mantiene la atención del lector de forma lineal, sin altibajos. La tensión es moderada, pero constantemente presente en la historia. La pobra Anya no deja de huir de un lado a otro, e ntentar rehacer su vida, dejando a muchos personajes por el camino. Todos ellos, calarán de algún modo en el lector, ya sea para bien o para mal, porque como en todas las historias, hay personajes buenos y también están los "malos" de la historia.

Para mi gusto, el final es demasiado precipitado teniendo en cuenta el grosor de la novela, me hubiese gustado que la autora lo desarrollase un poco más, pero este factor tampoco ha influido mucho en mi opinión general sobre la obra.

En definitiva, La gardenia blanca de Shanghái es una historia acerca del amor madre e hija y una historia de amistad y sobre todo, de superación, en un ambiente detallado y delicioso que nos hará pasar buenos ratos pegados a sus páginas.

Valoración global: 4/5.

jueves, 5 de marzo de 2015

Literatura de humor en el mundo - Autores destacados.

Si hace un par de entradas os hablaba de la evolución del humor en la literatura a lo largo de la historia, hoy vamos a centrarnos en los artífices de ello, en los autores que lo practican y sus obras más importantes, en especial los contemporáneos y aquellos que, por su cercanía en el tiempo, es más fácil (y probable) que lleguemos a leer sus obras. En esta primera entrada me voy a centrar en autores extranjeros, pues los españoles los veremos en una próxima entrada.

Charles Dickens
Comenzamos nuestro viaje en el S. XIX, en Inglaterra, donde encontramos a uno de los mayores novelistas de la época victoriana, Charles Dickens. Un genio de la narrativa, cuya obra contiene pequeñas dosis de humor e ironía.

Durante su infancia, se aficionó a la lectura de novelas picarescas de Tobias Smollet o Henry Fielding, autor preferido de Dickens.

La obra de Dickens destaca por su alto contenido irónico. En sus obras solía incluir sátiras de la aristocracia británica y excéntricos personajes. Una de sus novelas con mayor contenido satírico es "Tiempos difíciles", novela en la que critica fieramente la opresión a la clase obrera, aunque como ya hemos dicho, la ironía está presente prácticamente en toda su obra.

Mark Twain
Continuamos en la misma época pero saltamos a Estados Unidos, donde encontramos a otro escritor y humorista de éxito, Mark Twain, un autor del que, estoy segurísima, todos habéis leído (o visto) alguna de sus obras.

Twain comenzó muy pronto a escribir historias con tintes humorísticos. Antes de consagrarse como novelista, escribió una historia que tuvo mucho éxito "La célebre rana saltarina del condado Calaveras". La popularidad que obtuvo con esta historia fue lo que le hizo plantearse su carrera como escritor.

Su obra destaca por su ingenio y su sentido de la sátira. Al igual que Dickens, aunque quizá de una manera más patente, en sus novelas combinaba el humor con la crítica social. La práctica totalidad de su obra se caracteriza por su tono burlón. Cuando aún era reportero, escribió multitud de crónicas y cartas de viajes, todas ellas en tono humorístico, que más tarde serían editadas en diversos libros de viaje, y que gozaron de gran notoriedad. Uno de ellos era "Pasando fatigas", donde parodia a la sociedad estadounidense. En "La edad dorada: un cuento de hoy" satiriza, con su peculiar tono, la avaricia y corrupción de la clase política.

Otros escritores destacados del S. XIX y que utilizaron este tono mordaz y satírico en sus obras fueron Oscar Wilde y Ambrose Bierce.

El S. XX fue especialmente prolífico en autores que cultivaron el humor en sus obras, debido a la mejor visión social que ya éste poseía. En este siglo nace el peculiar "humor inglés", tan bien ilustrado con autores de la talla de P.G. Wodehouse, Tom Sharpe o David Lodge, además de los que os traigo a continuación.

Gerald Durrell
¿Quién no ha escuchado hablar de Durrell alguna vez? ¿Quién no ha leído alguna de sus obras cuando era pequeño? Porque sí, este conocido zoólogo y naturalista británico enfocó su obra principalmente hacia el público más joven.

De hecho, la gran mayoría de sus obras versan acerca del mundo animal, al que tan bien conoció en sus muchas expediciones por todo el mundo. Un tema muy propicio para novelas infantiles ¿no creéis? Aunque todas ellas narradas con un particular sentido del humor, clave para hacer la lectura amena y divertida a los más pequeños.

Libros como "El arca sobrecargada", "Un zoo en mi equipaje", "Atrápame ese mono" o "El paquete parlante" (éste último aún ronda por casa de mis padres como fiel superviviente a dos generaciones) son muestras de uno de los grandes del humor infantil británico del S.XX.

Terry Pratchett
Y si os hablaba de uno de los grandes del género infantil, ahora nos vamos a otro grande (enorme, más bien diría yo), aunque de otro género, la Fantasía, Terry Pratchett.

Aunque comenzó desde muy jovencito publicando tiras cómicas y escribió otras novelas anteriores, Terry Pratchett ha sido reconocido mundialmente por su saga Mundodisco, una serie de novelas ambientadas en un mundo fantástico y un poco loco, que parodia éste en el que nosotros vivimos. Una saga muy longeva y extensa pues, hasta la fecha, 32 años después de la publicación de su primera entrega, lleva 40 novelas, la última de ellas aún no traducida al castellano. Toda la obra de Pratchett, en especial las novelas de Mundodisco destacan por su humor hilarante, sus escenarios y situaciones.

Lamentablemente, el autor anunció en 2007 que está afectado de Alzheimer (aunque una variedad un tanto rara). Aún sigue escribiendo, afortunadamente, pero ya veremos cuando decide dejarlo...

Pero no solamente se ha practicado el humor en Reino Unido, sino que ha habido muchos otros autores en el mundo cuya narrativa se ha caracterizado por su sentido de a ironía y la sátira: el francés Cècil Saint-Jacques, el italiano Giovanni Guareschi, el argentino Roberto Fontanarrosa o el peruano Alfredo Bryce Echenique, entre otros.

Pero si larga es la lista de autores que han cultivado el humor en sus obras durante el S.XX, en el S.XXI que el humor tiene cabida en la mayoría de los géneros literarios, llegando incluso a aparecer, como ya os he dicho en entradas anteriores, algún que otro subgénero cuyo pilar básico de sustentación es el humor, la lista es aún más larga. Pero varios de los autores cuya obra se caracteriza por su sentido del humor van a ir apareciendo aquí en próximas entradas de alguna reseña, por lo que para no repetirnos (y no hacer la entrada excesivamente larga) los iremos viendo más adelante.