sábado, 18 de abril de 2015

Cincuenta sombras de Grey - E.L. James.

Hoy os traigo una reseña muy atrasada, y es que me planteé el hecho de no reseñar esta novela, a fin de no faltar al respeto a la hora de hacerlo, pero, el día que creé este blog, me dije que reseñaría todo lo que leyese a partir de entonces, me gustase  o no, siendo sincera y respetuosa. En fin, de estas palabras, ya os podéis hacer una idea de mi opinión del libro, pero vamos allá...

E.L. James

E.L. James.

Nació el 7 de marzo de 1963. Se crió en Buckinghamshire y estudió Historia en la Universidad de Kent. Ha trabajado como asistente de dirección en los estudios National Film and Television School, en Beaconsfield (Reino Unido).

Bajo el pseudónimo de Snowqueens Icedragon, escribió un fanfic de Crepúsculo titulado Master of the Universe, cuyo notable éxito acabaría convirtiéndolo en su primera novela, Cincuenta sombras de Grey, en 2011. A raíz del tremendo éxito cosechado por esta novela, James se animaría a completar una trilogía, compuesta por los volúmenes adicionales de Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas, ambas publicadas en 2012.


Ficha técnica.

Título: Cincuenta sombras de Grey.
Autor: E,L, James.
Género: Romántica - Erótica.
Nº páginas: 544.
Editorial: Grijalbo.
Edición: 2015.
Formato: Tapa blanda.
ISBN: 9788425348839.
Precio: 17€.


Sinopsis.

Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos.


Book Tráiler.

Aunque ya se ha estrenado la esperada adaptación cinematográfica de esta novela (la cuál no he visto aún -y no tengo muy claro si verla para el blog o pasar de ella-), os dejo el book-tráiler de la novela, que para eso estamos hablando de ella.




Argumento.

Anastasia Steele es una estudiante como otras muchas pululan por el mundo: de familia humilde, que alterna estudios con un trabajo a media jornada... Y esto ya es menos común si nos atenemos a que es universitaria, virgen (y tonta añadiría yo). Su aspecto físico tampoco es de los que llama la atención de los hombres a primera vista, todo lo contrario que el de su amiga Kate, a la que Anastasia debe sustituir un día por hallarse ésta enferma.

Kate escribe para el periódico de la Universidad y tiene una cita muy importante: entrevistar a Christian Grey, un joven y rico empresario que, pese a su juventud ha conseguido destacarse como uno de los mejores en su sector. Anastasia no espera encontrarse al joven atractivo, seductor y seguro de sí mismo que la recibe en su imponente despacho para ser entrevistado.

Desde ese momento, la vida de Anastasia cambiará totalmente. El atractivo y misterioso Grey se encapricha con ella y la seduce (cosa que no le cuesta mucho esfuerzo en todo caso), pero para sorpresa de Ana (así la llaman cariñosamente), el empresario tiene unos gustos sexuales un poco peculiares.

Así la joven Anastasia Steele pasará de la virginidad a practicar el BSDM, acatando las órdenes y deseos de Christian Grey, intentando con ello ablandar su coraza y enamorarlo.


Opinión personal.

Ni os imagináis lo cuesta arriba que se me está haciendo la reseña. De hecho está, que hace mucho que leí esta novela y no me decidía a reseñarla. Pero empecemos por el principio...

Soy muy enemiga de las modas literarias (creo que ya lo he dicho alguna que otra vez): no he leído la saga Harry Potter, Crepúsculo, Milenium, etc... rehuyo de ellas mientras están en pleno auge, así como de todos sus derivados que acaban por saturar el mercado para aprovechar e tirón. Con Cincuenta sombras de Grey me pasó lo mismo, de hecho ni siquiera me atraía el argumento, ni llamaba mi curiosidad, nada... Pero he acabado leyendo su primera entrega. ¿Por qué?

Sinceramente, por no aguantar más a mi amiga. Una amiga mía, que no leía ni a la de tres, le dió por leerlos y se leyó los tres volúmenes en una semana (creo) y hablaba maravillas de la saga. Obviamente, yo seguía en mis trece, negándome a leerla. Ella seguía dándome el coñazo con el dichoso Grey, con el que llegó casi a obsesionarse, llegó incluso a decirme que escondía una bonita historia de superación... No sé los demás, pero en la primera entrega de historia de superación nada de nada. Así que, a regañadientes, accedi a leer el primer libro de la saga, y...


A ver como expreso mi opinión sin ofender a nadie. Cincuenta sombras de Grey me ha parecido una novela carente de atractivo. En verdad no cuenta ninguna historia maravillosa, ni historia de superación, ni siquiera una historia plagada de sexo duro, como prometía su fantabulosa (que bonita palabra) campaña de marketing. Porque luego, a la hora de la verdad, tampoco tiene tantas páginas de tórridas escenas prohibidas, para nada... Que cuenta cuatro o cinco escenitas de BSDM, en plan light (ríase Anne Rice y su Bella durmiente si lo del Grey es sexo duro) y ahí se queda... Y sinceramente... no me voy a meter en las vidas sexuales de quienes se exciten con esta novela, mejor dejémoslo ahí.

Tema sexo aparte, la historia es bastante corriente, como tantas hay en el mercado: chica conoce chico, chica se siente atraída por chico, chico seduce a chica, relación, discusiones, ruptura y reconciliación. Con helicópteros, coches de lujo y rascacielos de cristal de por medio, pero poco más. Y, por si fuera poco, está pésimamente narrada, es uno de los libros peor escritos de todos los que he leído últimamente. En fin, que todo el boom y el aluvión de seguidoras que ha desencadenado el fenómeno Grey, da mucho que pensar, y para mal...

Uno de los numerosos artículos surgidos
a raíz del boom de la saga
Los personajes... Bueno, me voy a limitar a los protagonistas. Digamos que Grey, en su papel de empresario seductor, seguro de sí mismo y un poco chulito, está bien cerrado. El típico estereotipo en este tipo de novelas románticas, vaya. Pero está bien plasmado, con Grey no me voy a meter. Su dureza y su depravación sexual dejan mucho que desear ante las expectativas que creó esta novela, pero fin, le daría una puntuación casi rozando el notable.

Pero Anastasia... uff, Anastasia me desquiciaba. Pava, sosa como ella sola, insegura y ridícula hasta decir basta. Vaya joyita Anastasia. Todo el día pensando en su diosa interior (¿pero qué carajo es eso?) y mordiéndose el labio. Que digo yo que usará cacao por toneladas, porque yo me muerdo el labio dos veces y me salen pellejitos... XD Solo tengo una palabra para el personaje de Anastasia: PATÉTICA. (Lo siento, no quería ofender a nadie -de hecho la única que podría sentirse ofendida con lo que he dicho, en todo caso, sería la autora-, pero no me sale).

Por no hablar de que, si con el personaje de Anastasia, E.L. James nos ha querido representar a las mujeres, pues, según sus propias palabras en una entrevista que concedió hace tiempo, la saga narraba parte de sus fantasías... Nos deja a la altura del betún. Yo al menos no me incluyo en ese tipo de mujeres, oiga. Aparte de que la historia roza el machismo en su más alto grado: la mujer sometida a todos los deseos del hombre, la mujer debe acatar todas las órdenes del amo, la mujer comerá y vestirá lo que el amo le diga...

¿¿¿¿¿Perdonaaaaa???? ¿Pero en qué mundo vivimos? ¿Tanto nos ha costado conseguir lo que tenemos, que se nos considere en la sociedad como algo más que objeto sexual y mujer florero para esto? ¿Para volverse loca por tres libros como estos y pensar que son el sumun del conocimiento sexual? ¿Éxito de ventas? ¿En serio? Sí, debido a su campaña de marketing, que ha sido brutal (el/la responsable de la campaña de marketing es todo un genio, eso no se lo niego). Pero no por la calidad de la novela.

Todo esto es muy triste, en serio. Yo creo que Cervantes, Dumas, Shakespeare, Victor Hugo y compañía deben estar revolviéndose en sus respectivas tumbas. Por no hablar la de grandes escritores que gracias a Dios aún tenemos con nosotros, y han visto como esta saga ha liderado las ventas durante meses.

Creo que voy a parar ya... Una vez más recuerdo a todo el mundo que esto no es más que mi opinión... De hecho a mi amiga le encanta y no le he retirado la palabra ni nada de eso, el libro de los gustos está en blanco... En fin, queda claro que no pienso continuar leyendo la saga ¿no?


Valoración global: ¡¡A la hoguera con él!!




3 comentarios:

Reich TheCure dijo...

jajaja A mí tampoco me gustó el libro y, sí, me pasó como a ti, mi cuñada y mi madre no paraban de recomendármelo y al final lo leí para que se callaran. Pero, vamos, después de éste pasé de continuar la trilogía. Como dices, hay libros eróticos y de sado mucho mejores, éste es muy light (da gracias que hay algún azote). Y mejor no hablar del "estilo narrativo" de la autora...
¡Un saludooo!

La Musa y El Espiritu blog dijo...

Jajajaja yo uno y no más. Leí éste y lo dejé abandonado. Fue un rato entretenido pero no más.

Mandarinalia dijo...

Dilo claro, es un mojón xD

No llega ni a KK del wasap, jajajajajaja

Publicar un comentario