jueves, 24 de julio de 2014

Sinfonía de silencios - Lidia Herbada

Hace justamente un año, Lidia Herbada se ponía en contacto conmigo para ofreciéndome la que entonces era su última novela, "Sinfonía de silencios", por si me apetecía leerla y reseñarla. Le avisé, como hago siempre, que tenía muchos compromisos en el blog (y los sigo teniendo, y eso que ya rechazo muchos por falta de tiempo), y que podía tardar en leer la novela. No supuso ningún problema (bueno... esto te lo dicen todos y después hay quién comienza a meterte prisa, pero en el caso de Lidia no ha habido ningún problema de verdad) y, un año después, y me pesa haber tardado tanto, he podido leerla.

Lidia Herbada.


Autora de los siguientes libros: 39 cafés y un desayuno, Ácido fólico (Ed. Nowevolution), Antología Los inquilinos del Aleph (Ed. Delirios del Taller).

Ganadora de diferentes premios literarios, entre los que destaca, el Premio Internacional Grup Lobher con Redes antisociales, el Premio Digi Book con Fuera de cobertura, el Premio Michelena con Abajo los cipotes (intertexto de Lisístrata), Premio Ayuntamiento de Barajas con Quiero ser Vicky Baum, Premio Rusia Hoy con Carta póstuma a Chejov, Premio Málaha Hospital con Lo que no pintó Dalí. Algunos de sus manuscritos han sido finalistas en el Festival Eñe.

La novela que os traigo hoy, Sinfonía de silencios, fue galardonada con el Premio Speed Dating de Amazon.

(Biografía incluida en el ejemplar)

Sinfonía de silencios.

Título: Sinfonía de silencios.
Autor: Lidia Herbada.
Editorial: autoeditado en Amazon.
Año de publicación: 2013.
Formato: Ebook.
Nº de páginas: 168 (según lector).
Género: Romántica.
ASIN: B00DSPV616.


Sinopsis.

Esta es la historia que todos soñamos vivir porque el primer amor nunca se olvida. Laura vive en los años 90, es una joven inquieta con un secreto inconfesable. Muchos sueños por cumplir y una inocencia que perder. Marcos Duarte, su profesor de música, marcará su vida para siempre. Al final de cada nota suena una melodía. Es el Nocturno de Chopin, que acompañará a sus protagonistas en un viaje inolvidable. ¿Podrá el amor superar todas las barreras?


Booktráiler.




Argumento.

Laura llega casi por casualidad a las clases de piano del instituto. Allí conocerá a Marcos Duarte, el profesor, que le enseñará a entender la música, las dificultades de la vida y lo que es el primer amor. Porque Laura se enamorará perdidamente de Marcos, aunque éste tenga novia y sus sentimientos no sean correspondidos. Tras un año de clases, Marcos obtiene una beca y se marcha a Estados Unidos sin despedirse de Laura, pero ésta no lo olvidará nunca.

Los años pasan. Laura es una mujer adulta, ha hecho su vida y formado una familia. Pero nunca olvidó a Marcos Duarte. En sus momentos bajos, siempre escucha el Nocturno de Chopin, la pieza que aprendió a tocar al piano con él. Su matrimonio no pasa por su mejor momento, por eso decide retomar viejos hábitos y volver a tocar.

En la búsqueda de un piano en condiciones que comprar por los anticuarios de la ciudad, tropieza con el viejo instrumento del instituto, el cual era propiedad de Marcos. Los años han pasado y cada uno ha seguido con su vida. ¿Podrá Laura encontrar a Marcos Duarte? ¿La recordará?


Opinión personal.

No sabría muy bien daros un veredicto final de esta novela. En general, quitando un par de cosillas, me ha gustado bastante, aunque ese par de pegas que le he encontrado han logrado dejarme con cierto sabor agridulce tras la lectura, lo que ha sido una verdadera pena.

La novela, aunque no está dividida como tal, tiene dos partes diferenciadas: una en la que se nos narra la adolescencia de Laura, sus sentimientos, sus encuentros con Marcos, sus miedos, sus dudas, sus anhelos... En definitiva, ese primer amor adolescente (o enamoramiento adolescente más bien, porque es totalmente platónico), en el que idealizas a la otra persona y que recordarás toda tu vida...

La otra parte nos habla de Laura adulta, madura, pero frustrada con su matrimonio y nostálgica de aquel inocente recuerdo. Una Laura decidida a cambiar su futuro, decidida, que se pone nuevas metas. Una Laura que, como gran parte de las mujeres, en cuestiones amorosas se muestra impulsiva y no siempre piensa lo que hace, movida por sus sueños e ilusiones.

Si tuviese que elegir una parte de las dos me quedaría con la primera, con la de esa Laura adolescente, inocente y soñadora, que conoce el amor verdadero. Me gustó bastante más la primera mitad. Pero como ya os he dicho le he encontrado dos pegas a esta novela (que ya comenté por Goodreads en su día):


  1. Aunque la alusión a programas de televisión, bebidas, revistas, celebrities, etc de los 90 puede resultar evocador, dándole un toque distinto a la novela y, sin duda alguna, nostálgica para la gente que lo hemos vivido (aunque mi adolescencia llegó ya en los últimos coletazos de los 90), llega un punto en que estas referencias son demasiado frecuentes. Recuerdo que llegué a pensar que la autora estaba metiendo todas estas referencias sin ton ni son, por el mero hecho de insertarlas de algún modo. Pienso que con bastante menos, no hubiese dado esta apariencia tan forzada
  2. El final me parece demasiado precipitado. La autora pasa toda la segunda mitad desarrollándonos un aspecto de la vida de Laura que parece que va en una dirección, nos guste o no, para luego, en un par de párrafos, dar un giro de 180º y dejarnos del revés. Aunque el final es el que supuestamente espera y debe gustar al lector, esa forma tan precipitada de cerrarlo todo, no me ha gustado nada, es lo que peor sabor de boca me ha dejado de la novela. 
El "Malibú con piña" y el "Licor 43 con chocolate"
eran las bebidas estrellas en la década de los 90.
Por lo demás, mi edición tenía bastantes fallos de edición, pero me consta que desde hace un año hasta ahora, ha habido alguna que otra actualización de la novela y espero que se hayan subsanado. 

La prosa de Lidia Herbada es fluida, sencilla, carente de tecnicismos, lo que hace que la novela se lea cómoda y rápidamente, casi sin darte cuenta. La historia está bien construida y los personajes, pese a ser una novela corta, están bastante bien perfilados, en especial los protagonistas en su etapa adolescente, en la que la autora se detiene más.

Aunque a mí me ha dejado cierto sabor agridulce por los dos aspectos que os he comentado anteriormente, se que voy a darle otra oportunidad a la autora con algún otro título, pues su prosa fácil y amena me ha gustado bastante. 

Concluyendo: Sinfonía de silencios es para todos aquellos nostálgicos de los 90, pues les traerá buenos recuerdos, que nos cuenta una historia de amor platónico entre una adolescente y su profesor de piano, donde el primer amor y la música se funden en uno haciéndose novela.

Valoración global: 3/5.

(Mi agradecimiento a la autora por aportar el ejemplar para la reseña, por confiar en la opinión de este blog y por su paciencia). 

domingo, 13 de julio de 2014

Literatura y Palomitas (4): Lolita (versión de 1962).

Ya sabéis que de vez en cuando me gusta traeros (y comentaros) una adaptación cinematográfica de alguna novela, siempre y cuando ésta ya haya sido reseñada en el blog. Hacía ya bastante que no os traía una, creo recordar que desde diciembre con el pre-estreno de El médico, así que ya va tocando ¿no?

En este caso he decidido traeros una versión antigua, en blanco y negro, porque, como ya os dije en su día con la adaptación de Los tres mosqueteros, para mí las películas antiguas tienen un encanto de las que carece el cine de hoy en día.

Año: 1962.
Duración: 152 minutos.
País: Reino Unido.
Género: Drama / Romance.
Director: Stanley Kubrick.
Guionista: Vladimir Nabokov.

Reparto principal:

James Mason - Humbert.
Sue Lyon - Lolita.
Shelley Winters - Señora Haze.
Pete Sellers - Mr. Quilty.

Pese a ser una película antigua, en la que la moda de los tráilers no era tan habitual como en la actualidad, buceando por youtube he encontrado uno de esta versión. Desconozco si fue el tráiler oficial o se ha montado posteriormente, pero bueno, aquí os lo dejo:




Sinopsis.

Adaptación de la novela homónima de Vladimir Nabokov. Humbert Humbert, un profesor cuarentón , llega a Ramsdale (New Hampshire)y alquila una habitación en casa de la viuda Charlotte Haze, que tiene una hija de once años. Humbert se enamora perdidamente de la chiquilla y concibe un perverso plan: casarse con la madre para poder estar siempre cerca de la irresistible Lolita.


Opinión personal.

La película, como era normal en aquella época es en blanco y negro, cosa que a día de hoy llamaríamos muy vintage (porque está de moda esa palabra jeje). Comienza con la escena final de la novela. Quilty está en su casa, borracho y abandonado, la casa hecha un desastre cuando llega Humbert a matarlo. Él se hace el tonto e intenta distraer con tono jocoso y comentarios que no vienen a cuento al agresor, que lo sigue por la casa esgrimiendo un pequeño revólver, hasta asesinarlo a tiros tras un cuadro. Recuerdo que esta escena fue de lo que más me gustó de la novela, me pareció muy divertida. En la película no está mal, teniendo en cuenta las formalidades de la época sería divertida (supongo), ahora no lo es tanto. 

Tras esto Humbert comienza a contarnos la historia desde el punto en que llega a Ramsdale, a casa de la señora Haze, que se nos muestra como una señora bastante cotorra, que no cesa de hablarle a Humbert sobre la casa, su pasado, sus habilidades culinarias, a la vez que descaradamente le tira los trastos. Por su parte Lolita se nos presenta tal cual aparece descrita por Nabokov: descarada, bastante rebelde e impertinente, desprovista de buenos modales y educación, propias de la rebeldía de esa edad.  


Durante la película, Quilty se nos muestra como un personaje charlatán y nervioso, aparentemente más interesado en Lolita que el propio Humbert, su incesante charla y sus constantes ataques indirectos hacia Humbert no tienen otra finalidad que confundirle, asustarle e intentar tener a la adolescente cerca.

Aunque le faltan escenas a mi juicio importantes, creo que la adaptación está bastante bien hecha. 

Es común encontrarnos adaptaciones cinematográficas de novelas en las que, como es natural y por cuestiones de extensión en el tiempo, para que no se hagan demasiado largas, se eliminan gran cantidad de pasajes de la historia, rodando tan solo las escenas más relevantes del argumento. Sin embargo, como ya he dicho, la adaptación está bastante lograda, mostrándonos todas las escenas importantes de la novela de Nabokov, e incluso introduce escenas que yo no recuerdo haber leído  en la novela (ya hace dos años que leí la obra de Nabokov pero no recuerdo nada acerca de un psicólogo en la casa de Humbert y Lolita, amenazando a Humbert con enviar a cuatro psicólogos más a estudiar su situación familiar, o el amago de infarto que Humbert sufre en el coche durante su viaje con Lolita huyendo de los rumores de la gente). Esto sin duda, le ha dado un toque más dinámico a la historia, para no hacerla tan monótona cinematográficamente hablando. 

Al igual que me ocurrió al leer la novela, el personaje de Lolita me ha parecido una niña malcriada, caprichosa, impertinente, de poquísima educación. En cambio Humbert. Que tras la novela me parecía un enfermo, un depravado (en serio, me lo pareció), en algunas escenas de la película me ha dado hasta lástima, llegando a parecer que de verdad sí que estaba enamorado de Lolita. Puede ser por el hecho de que antes de adentrarse en la historia que nos trae la película, Nabokov nos cuenta en la novela como la fijación de Humbert por las jóvenes féminas iba más allá de casos aislados, llegando a estar incluso obsesionado con sus “nínfulas” como él las llamaba. En cambio todo esto, se lo han saltado en la película, yendo directamente a la historia principal. 

Como es natural, la película acaba con Humbert llegando a la casa de Clare Quilty, cerrando así el bucle que comenzó al inicio de la película. Una estructuración de la historia un tanto distinta a como se nos muestra en la novela, pero que me ha gustado mucho, me ha parecido muy original. 


En definitiva, si habéis leído Lolita (o no y no tenéis pensado hacerlo) os aconsejo que veáis esta versión, sobre todo si como yo, os gusta el cine antiguo. Como ya os he dicho, faltan ciertas escenas, a mi juicio importantes, de la historia que Nabokov nos cuenta, pero en general, la adaptación es digna de una obra de la categoría de Lolita. 

domingo, 6 de julio de 2014

Explosión en el corazón del diablo - Pablo Solares Acebal.

Hace ya bastante tiempo contactó conmigo Pablo Solares Acebal ofreciéndome su novela para reseñarla. Ya sabéis, porque a casi tod@s nos pasa lo mismo, que la lista de compromisos suele ser larga, por lo que las reseñas pueden demorarse, a veces bastante tiempo. Pero, como nunca es tarde para este tipo de cosas, aquí os la traigo.

Pablo Solares Acebal.


Pablo Solares Acebal nació en Villaviciosa (Asturias), el 6 de noviembre de 1992. Comenzó a escribir su primera novela, 6 de Noviembre, a los 16 años, y la completó dos años más tarde. Dicha obra, editada en varios países, llamó la atención de la crítica y allanó el camino para su segunda obra, Explosión en el corazón del diablo, que salió a la venta en junio de 2013.

Tras finalizar su relación profesional con la editorial Albores, Pablo trabaja para la editorial Seleer, en materia de delegado de las publicaciones en lengua inglesa en Estados Unidos, Australia, Canadá y Reino Unido.


Explosión en el corazón del diablo.



Título: Explosión en el corazón del diablo.
Autor: Pablo Solares Acebal. 
Editorial: Seleer. 
Año de publicación: 2013.
Formato: Taba blanda.
Nº páginas:
Género: Narrativa contemporánea.
ISBN: 978-84-94-14247-5.


Sinopsis.

Las hermanas Rosas, pertenecientes a una familia de clase media, visitan a si tía en su lecho de muerte. Lo que parecía un domingo como otro cualquiera se convierte en un viaje en el que se desvelan sus secretos. A pesar de intentar borrar el pasado, el diablo sigue presente para recordar sus pecados. 



Argumento. 

Las tres hermanas Rosas llevan años sin verse y sin aparecer por la vieja finca familiar en la que se criaron. La enfermedad e inminente muerte de su tía, la que las crió y educó tras la muerte de sus padres, ha hecho que acudan junto a ella para pasar sus últimos momentos de vida. Pero esta repentina y triste reunión dará cabida a nostalgias perdidas, antiguos romances, estrechamiento de vínculos e incluso un asesinato.

Con el paso de los años muchos son los interrogantes que van sumándose a las rutinarias vidas de cada una de las hermanas, interrogantes que lo único que hacen es profundizar en antiguas heridas, acentuando el dolor producido por la falta de respuestas. El diablo acecha sus vidas, evitando que puedan borrar sus acciones pasadas y comenzar de nuevo. Y al final de todo, en el viejo árbol de mimosas situado en la finca familiar, allí, reside la clave.


Opinión personal.

Árbol de mimosas
 En este mundo de los blogs literarios hay que leer de todo: unas lecturas te gustarán más que otras, algunas te sorprenderán, otras te parecerán más de lo mismo y otras no habrá por donde cogerlas. Tengo que reconoceros que cuando comencé a leer Explosión en el corazón del diablo, pasé por varios de esos estados, no sabía como calificarla.

La historia está narrada desde dos puntos de vista: uno, el del diablo, que nos habla de sus sentimientos; y otro, un narrador omnisciente nos cuenta la historia de las hermanas Rosas. A lo largo de la novela encontramos muchos saltos en el tiempo que, junto a la alternancia en la perspectiva de la narración, puede resultar un poco confuso.

He de decir que, en general, la historia me ha gustado. Una historia de misterio, dotada de cierto realismo mágico (aunque sin abusos), buena ambientación y prosa fluida, fácil de seguir y entender. Sin embargo, terminé la lectura con cierto sabor agridulce, me dio la impresión que, o la leí en el momento  inadecuado, o no llegué a captar todo lo que el autor quería transmitir con la obra.

La historia me enganchaba por momentos, pero en otros me evadía, me sentía confusa, perdida, no terminaba de captar mi atención, de ahí que os diga que quizá no era el momento adecuado para leer este tipo de novela. Como suele pasarme en este tipo de novelas en los que el tono de la narración va alternándose de varias formas, a modo de subdivisión de historias, a mí la parte que narraba las historias personales de las hermanas me atraía más que los fragmentos "más reflexivos" que nos traía el diablo. Pero esto, como siempre, es cuestión de gustos.

En todo caso, Explosión en el corazón del diablo es una novela sorprendente, pues va resolviendo la trama de un modo no habitual, nada predecible y, como ya he dicho anteriormente, con una muy buena ambientación, lo que la hace bastante entretenida. Eso sí, aconsejo su lectura de una forma pausada, sin prisas, para poder apreciarla como es debido.


Valoración global: 3/5.

(Mi agradecimiento al autor por el aporte del ejemplar y por la confianza depositada en la opinión de este blog).