domingo, 13 de julio de 2014

Literatura y Palomitas (4): Lolita (versión de 1962).

Ya sabéis que de vez en cuando me gusta traeros (y comentaros) una adaptación cinematográfica de alguna novela, siempre y cuando ésta ya haya sido reseñada en el blog. Hacía ya bastante que no os traía una, creo recordar que desde diciembre con el pre-estreno de El médico, así que ya va tocando ¿no?

En este caso he decidido traeros una versión antigua, en blanco y negro, porque, como ya os dije en su día con la adaptación de Los tres mosqueteros, para mí las películas antiguas tienen un encanto de las que carece el cine de hoy en día.

Año: 1962.
Duración: 152 minutos.
País: Reino Unido.
Género: Drama / Romance.
Director: Stanley Kubrick.
Guionista: Vladimir Nabokov.

Reparto principal:

James Mason - Humbert.
Sue Lyon - Lolita.
Shelley Winters - Señora Haze.
Pete Sellers - Mr. Quilty.

Pese a ser una película antigua, en la que la moda de los tráilers no era tan habitual como en la actualidad, buceando por youtube he encontrado uno de esta versión. Desconozco si fue el tráiler oficial o se ha montado posteriormente, pero bueno, aquí os lo dejo:




Sinopsis.

Adaptación de la novela homónima de Vladimir Nabokov. Humbert Humbert, un profesor cuarentón , llega a Ramsdale (New Hampshire)y alquila una habitación en casa de la viuda Charlotte Haze, que tiene una hija de once años. Humbert se enamora perdidamente de la chiquilla y concibe un perverso plan: casarse con la madre para poder estar siempre cerca de la irresistible Lolita.


Opinión personal.

La película, como era normal en aquella época es en blanco y negro, cosa que a día de hoy llamaríamos muy vintage (porque está de moda esa palabra jeje). Comienza con la escena final de la novela. Quilty está en su casa, borracho y abandonado, la casa hecha un desastre cuando llega Humbert a matarlo. Él se hace el tonto e intenta distraer con tono jocoso y comentarios que no vienen a cuento al agresor, que lo sigue por la casa esgrimiendo un pequeño revólver, hasta asesinarlo a tiros tras un cuadro. Recuerdo que esta escena fue de lo que más me gustó de la novela, me pareció muy divertida. En la película no está mal, teniendo en cuenta las formalidades de la época sería divertida (supongo), ahora no lo es tanto. 

Tras esto Humbert comienza a contarnos la historia desde el punto en que llega a Ramsdale, a casa de la señora Haze, que se nos muestra como una señora bastante cotorra, que no cesa de hablarle a Humbert sobre la casa, su pasado, sus habilidades culinarias, a la vez que descaradamente le tira los trastos. Por su parte Lolita se nos presenta tal cual aparece descrita por Nabokov: descarada, bastante rebelde e impertinente, desprovista de buenos modales y educación, propias de la rebeldía de esa edad.  


Durante la película, Quilty se nos muestra como un personaje charlatán y nervioso, aparentemente más interesado en Lolita que el propio Humbert, su incesante charla y sus constantes ataques indirectos hacia Humbert no tienen otra finalidad que confundirle, asustarle e intentar tener a la adolescente cerca.

Aunque le faltan escenas a mi juicio importantes, creo que la adaptación está bastante bien hecha. 

Es común encontrarnos adaptaciones cinematográficas de novelas en las que, como es natural y por cuestiones de extensión en el tiempo, para que no se hagan demasiado largas, se eliminan gran cantidad de pasajes de la historia, rodando tan solo las escenas más relevantes del argumento. Sin embargo, como ya he dicho, la adaptación está bastante lograda, mostrándonos todas las escenas importantes de la novela de Nabokov, e incluso introduce escenas que yo no recuerdo haber leído  en la novela (ya hace dos años que leí la obra de Nabokov pero no recuerdo nada acerca de un psicólogo en la casa de Humbert y Lolita, amenazando a Humbert con enviar a cuatro psicólogos más a estudiar su situación familiar, o el amago de infarto que Humbert sufre en el coche durante su viaje con Lolita huyendo de los rumores de la gente). Esto sin duda, le ha dado un toque más dinámico a la historia, para no hacerla tan monótona cinematográficamente hablando. 

Al igual que me ocurrió al leer la novela, el personaje de Lolita me ha parecido una niña malcriada, caprichosa, impertinente, de poquísima educación. En cambio Humbert. Que tras la novela me parecía un enfermo, un depravado (en serio, me lo pareció), en algunas escenas de la película me ha dado hasta lástima, llegando a parecer que de verdad sí que estaba enamorado de Lolita. Puede ser por el hecho de que antes de adentrarse en la historia que nos trae la película, Nabokov nos cuenta en la novela como la fijación de Humbert por las jóvenes féminas iba más allá de casos aislados, llegando a estar incluso obsesionado con sus “nínfulas” como él las llamaba. En cambio todo esto, se lo han saltado en la película, yendo directamente a la historia principal. 

Como es natural, la película acaba con Humbert llegando a la casa de Clare Quilty, cerrando así el bucle que comenzó al inicio de la película. Una estructuración de la historia un tanto distinta a como se nos muestra en la novela, pero que me ha gustado mucho, me ha parecido muy original. 


En definitiva, si habéis leído Lolita (o no y no tenéis pensado hacerlo) os aconsejo que veáis esta versión, sobre todo si como yo, os gusta el cine antiguo. Como ya os he dicho, faltan ciertas escenas, a mi juicio importantes, de la historia que Nabokov nos cuenta, pero en general, la adaptación es digna de una obra de la categoría de Lolita. 

2 comentarios:

Mari dijo...

Aún no la he visto porque me gustaría hacerme primero con la novela leerla y luego ver la película pero sé que no me va a dejar indiferente pues el argumento me parece muy polémico y prometedor.

Joshua BedwyR dijo...

Haces bien en especificar, porque hay una adaptación mas moderna que... pufffff

Publicar un comentario