viernes, 7 de marzo de 2014

Rincones para bibliófilos: Librería Beta Imperial (Sevilla).

Hoy estreno nueva sección, una sección que tenía pensada desde hace ya bastante tiempo pero que, entre compromisos y otras entradas que iban surgiendo, siempre la iba dejando aparcada y prorrogando en el tiempo, y parecía que nunca le llegaba su hora. Hasta que forzosamente y obligada por las tristes circunstancias que luego os contaré, tengo que comenzarla.

La he llamado "Rincones para bibliófilos", y en ella os traeré algunas de las muchas joyas que podemos encontrar por todo el globo (afortunadamente algunas las he visitado, otras aún no) y que contienen, por supuesto, libros, los grandes protagonistas de este rincón virtual. Me alegra comenzar de una vez con esta sección, porque hay auténticas preciosidades por el mundo, aunque la entrada de hoy sea un poco triste.

Y para la inauguración de esta sección, como no podía ser menos siendo yo sevillana, os traigo una pequeña joyita de mi ciudad, La librería Beta Imperial.

La librería Beta Imperial pertenece a la cadena de Librerias Beta, nacida en 1975 y que posee ocho establecimientos en la ciudad. Ésta concretamente, nos lleva hasta el número 25 de la Calle Sierpes, en pleno corazón de la ciudad.

La librería Beta Imperial sería una librería común, sino fuese porque se sitúa en el local en el que hasta 2005, se encontraba el Teatro Imperial de Sevilla, cuya antigua estructura quiso mantener la cadena. Se trata pues de una librería-teatro, una de las más famosas de la ciudad, destacable por sus presentaciones y promociones. Es una de las librerías más grandes de España, con 2.500 metros cuadrados, distribuidos en dos plantas.

Nada más traspasar su umbral nos encontramos un largo vestíbulo, flanqueado en ambos lados por sendos escaparates de cristal, donde podemos contemplar todos los éxitos y novedades del panorama literario tanto nacional como internacional. Pero lo realmente asombroso está más adelante.

Dejaremos atrás un pequeño saloncito (con butacones incluídos) y el acceso a la planta superior (lo que antiguamente sería el gallinero del teatro) y nos encontramos con una larguísima rampa, tapizada por una alfombra roja, que atraviesa lo que en su vida anterior fuese el patio de butacas, hoy plagado de estanterías e islas plagadas de nuestros queridos amigos, y nos conduce hasta el escenario, que se mantiene intacto y que sirve de espacio para las presentaciones y firmas que se celebran en ella.

Esta librería está especializada en el formato de bolsillo, aunque también tienen, por supuesto, el resto de formatos. Por lo que supondréis que los precios serán bastante asequibles, siendo una de las más populares de la ciudad. Por motivos personales, mi librería de cabecera es otra, La casa del Libro, que se encuentra en la calle paralela a ésta, pero más bien por la atención al cliente, porque mis escasas experiencias con Librería Beta han dejado bastante que desear, aunque puede que sea solo casualidad. No me voy a poner a narraros mi historia porque esta entrada es para mostraros lo bonita que es, pero si me tengo que fiar de su compromiso buscándote libros, cosa de lo que presumen por cierto, yo aún continuaría en primero de carrera.

Un rinconcito digno de contemplar, aunque sea solo para husmear las instalaciones, ya que el personal no es el típico que está detrás tuya ofreciéndote ayuda incansablemmente, sino que te permiten ojear los volúmenes a tu antojo.

Lo triste de esta entrada es que la cadena ha anunciado el traslado de este establecimiento. Sí, van a dejar este precioso enclave y se van a trasladar a un local mucho más grande, situado en la misma calle, unos metros más adelante. Un impresionante edificio de cinco plantas que, aunque ha albergado distintas firmas y tiendas de moda, para la gran mayoría de sevillan@s seguirá siendo el local del Virgin Megastore, la que fuese la tienda de discos más grande de la ciudad. Una verdadera lástima pues, aunque el traslado se produce para albergar un mayor número de volúmenes y tener más espacio, la atmósfera que se respira en la Beta Imperial, debido a su ambiente, la hacen un lugar mágico y eso, indudablemente, se va a perder en su nueva sede.

Hasta entonces, porque sabemos que el traslado se producirá durante este 2014 pero no sabemos exactamente cuando, los que vengáis a Sevilla podéis encontrarla en Sierpes, 25, entrando por la plaza de La Campana. Tenéis que ir con ojo, porque está un poco más metida hacia dentro que el resto de tiendas de esta calle, y os la podéis pasar de largo (a mí me ha pasado alguna vez ;P).

4 comentarios:

Carmenzity Zeta Zeta dijo...

Ayyyy que estuve en Sevilla el mes de septiembre pasado y no la vi!!!!!!!!!!!!!!!!!! Me la apunto para la próxima vez que vaya, porque... volveré. Jeje. Preciosa ciudad y menuda librería!!!!!

LauNeluc dijo...

Me encanta esta librería :D

Tatty dijo...

No conozco Sevilla aunque es una de mis visitas pendientes y me encantaría conocer esta librería
Besos

Carmen Forján dijo...

Cuando "baje" a Sevilla, ni dudes, Ro, que la visitaré. Gracias por la entrada!
Besines,

Publicar un comentario