lunes, 3 de marzo de 2014

#leemosQuijote - Capítulos VII y VIII.

Un lunes más (llevo dos semanas sin publicar, lo se, voy a intentar remediarlo, pero acabo hecha polvo y sin ganas de hacer nada, de verdad, apenas tengo tiempo para leer, ¡a quién se le ocurriría meterme a opositar!), os traigo mis impresiones sobre los dos últimos capítulos de El Quijote que nos tocaban esta semana pasada y la anterior y ya procuraré seguir el ritmo habitual.

Capítulo VII: "De la segunda salida de nuestro buen caballero don Quijote de la Mancha".


"Don Quijote despierta, interrumpiendo y precipitando así el término del escrutinio literario que cura y barbero habían iniciado en el capítulo anterior. En los días posteriores a su llegada, mientras se repone de la paliza sufrida, buscará con constancia y desesperación la estancia donde guardaba sus libros, más el ama y la sobrina, valiéndose de la locura de nuestro protagonista como aliada, le contarán una fantasiosa historia sobre un duende que ha eliminado la sala y todo lo que ésta contenía. Y el pobre hidalgo, se lo cree todo de pé a pá. 

Una vez superado esto, retomará sus planes de echarse a los caminos en busca de aventuras y, recordando los consejos del ventero, escoge como escudero a un vecino del pueblo, al que convence para que lo acompañe, prometiendo nombrarlo gobernador de una ínsula de las que conquisten en sus múltiples aventuras deshaciendo entuertos. Así es como conocemos al célebre Sancho Panza". 

Este capítulo, aunque resulta más entretenido que el anterior, ya que nuestro protagonista se esmera en convencer a Sancho Panza con promesas que sabemos que nunca se cumplirán para que sea su escudero y los acompañe en sus andanzas, es también más pausado que los primeros de la novela. Yo por mi parte no añado más que no haya dicho ya, puesto que tampoco hay nada especialmente relevante que destacar en este capítulo, por lo que vamos con el siguiente, ¿os parece?


Capítulo VIII: Del buen suceso que el valeroso don Quijote tuvo en la espantable y jamás imaginada aventura de los molinos de viento, con otros sucesos dignos de felice recordación.

En este capítulo, don Quijote, acompañado de Sancho, vuelve a las andadas, en busca de aventuras y a deshacer entuertos. En escasas pero intensas páginas vanos a vivir la por todos conocida, aventura de los molinos, en la que el hidalgo confunde, en su locura, a los molinos de viento con gigantes, y de la que sale mal parado.

 Pero también viviremos una segunda aventura, y es que caballero y escudero toparán con una pequeña comitiva que viaja a Sevilla y que nuestro protagonista toma por unos malhechores que han secuestrado a una princesa. Tras el primer ataque, que concluye con éxito para nuestro amigo don Quijote (éxito para él, en sus delirios, pues no eran más que unos indefensos monjes) el hidalgo sufre el ataque, en un símil, bastante cómico por cierto, con almohadón a modo de escudo de por medio, en el que, digamos que no tiene tanta suerte. Pero no es el único que sale cobrando aquí. Porque el pícaro de Sancho, valiéndose de la locura de su señor y apelando a los delirios de éste, por seguirle la corriente, se acerca a uno de los monjes, que ha caído al suelo, con el fin de sacar tajada del incidente. Y dinero no obtendrá, pero palos a cargo de uno de los criados que los acompañan le sobran. 

Este capítulo termina dejando esta aventura inconclusa, en este punto, por lo que imagino que habremos de continuarla la próxima semana. 

Este capítulo me ha gustado bastante más que los dos anteriores y es que, aunque no me está costando casi nada y ya estoy acostumbrada al lenguaje que Cervantes nos muestra en la novela, coincidiréis conmigo en que si lo que estás leyendo viene plagado de buenas notas de humor (no del facilón), además de calar bastante más, contribuye a hacer la lectura más divertida, dejando un grato recuerdo.

Hecho de menos algún elemento o costumbre ya abandonada, como encontrábamos en los primeros capítulos. ¿Será que la vida no era tan distinta a la de ahora? ¿O tan poco hemos evolucionado? Sin meterme en el claro retroceso histórico al que nos está dirigiendo nuestro Gobierno, no quiero meterme en política que me enciendo... En fin, que echo de menos traeros alguna curiosidad, a ver si tenemos suerte en los próximos capítulos.


1 comentarios:

LauNeluc dijo...

Que tengas buena semana :D y sigue disfrutando del Quijote :D

Publicar un comentario