miércoles, 8 de enero de 2014

Mansfield Park - Jane Austen.

Aquí vengo yo a enfrentarme a la primera reseña del año (atrasada, pero es la primera que publico en 2014) y, para más inri, de un clásico, con lo difícil que es reseñar un clásico. Y aparte de ser una reseña difícil, sé que, a partir de este momento en que sale publicada, más de un@ que la lea, siendo amante de las obras de esta autora y no comparta mi opinión (que aunque insista, como siempre, en que es mi opinión y cada uno tiene la suya), me dejará un comentario ofensivo escudándose en el anonimato. Pero en fin... lectores, amigos y trolls varios, ahí va mi reseña de Mansfield Park, de la archiconocidísima Jane Austen.

Jane Austen.

Nació en la rectoría de Steventon (Hampshire - Inglaterra), el 16 de diciembre de 1775. Fue la séptima de ocho hermanos. Tres de sus hermanos ingresaron en el ejército, lo que hizo que Jane tuviese un amplio conocimiento de la vida en el regimiento, lo que quedaría plasmado en su obra.

Su padre, el reverendo George Austen, tenía una amplia biblioteca y, según cuenta Jane en sus Cartas, todos en la familia eran ávidos lectores de novela. Jane leía novelas de Henry Fielding, Samuel Richardson y Frances Burney. 

En los años posteriores a 1787 escribió, para divertimento de su familia, Juvenilia, diversas parodias de la literatura de la época que, posteriormente, se recogieron en tres volúmenes. Entre 1795 y 1799 comenzó a redactar las primeras versiones de Sentido y sensibilidad, Orgullo y prejuicio y La abadía de Northanger. También escribió en esta época (probablemente) Lady Susan. En 1797, su padre quiso publicar Orgullo y prejuicio, pero el editor la rechazó.

En 1803 Jane Austen consiguió vender La abadía de Northanger por diez libras esterlinas, aunque no se publicaría hasta catorce años más tarde. Es probable que en esta época comenzase a escribir The Watsons. En 1805 muere su padre, dejando a Jane, a su hermana Cassandra y a su madre en una situación económica bastante precaria, por lo que acaban mudándose a Chawton (Hampshire) en 1809, a una propiedad de uno de sus hermanos. Allí Jane revisaría Sentido y sensibilidad, que sería aceptada por un editor entre 1810 y 1811, publicándose de forma anónima.

Posteriormente irían publicándose sus distintas obras: Orgullo y prejuicio (1813), Mansfield Park (1814) y Emma (1815). Este mismo año (1815) comenzó a escribir Persuasión, pero al año siguiente comenzó a sentirse mal. A comienzos de 1817, empezó a escribir Sanditon, pero tuvo que abandonarla debido a su estado de salud. Para recibir tratamiento médico se traslado a Winchester, donde falleció el 18 de julio, a la edad de 41 años.

A finales de 1817 fueron publicadas Persuasión y La abadía de Northanger.

Mansfield Park.

Título: Mansfield Park.
Autor: Jane Austen.
Editorial: Debolsillo.
Año de publicación: 2008.
Formato: Tapa blanda, bolsillo. 
Nº páginas: 568.
Género: Clásico, romántica.

ISBN: 978-84-84505-08-2.


Sinopsis.

Fanny Price es una niña todavía cuando sus tíos la acogen en su mansión de Mansfield Park, rescatándola de una vida de estrecheces y de necesidades. Allí, ante su mirada amedrentada, desfilará un mundo de ocio y de refinamiento en el que las inocentes diversiones alimentarán maquinaciones y estrategias de seducción. Ese mundo oculta una verdad peligrosa y solo Fanny, desde su sumiso silencio, será capaz de atisbar sus consecuencias y amenazas. 

Mansfield Park recrea un orden familiar y social que se deshace y restaura engañosamente a través de los ojos ambiguos de una jovencita a quién se ha asignado la suerte y el destino de una Cenicienta. Publicada en 1814, Mansfield Park es, probablemente, la novela más densa y compleja de la autora, todo un prodigio de arquitectura narrativa y de profundidad psicológica. 


Argumento. 

Las tres hermanas Ward han tenido destinos muy dispares: María se casó con Sir Thomas Bertram, barón. Sus hermanas contrajeron matrimonio poco después, una con el reverendo Mr. Norris, alcanzando también buena posición social y la otra con Mr. Price, un teniente de marina aficionado al alcohol, con el que formó una numerosa familia. Más, una década después, incapaz de mantener a ocho hijos y con otro más de camino, la señora Price decide pedir ayuda a sus hermanas. Así llega la pequeña Fanny Price, a los diez años de edad, a Mansfield Park, residencia de sus tíos, que deciden hacerse cargo de su educación y crianza.

Fanny Price, la niña tímida y reservada, mantenida y despreciada, por gran parte de su "nueva" familia, crecerá a la sombra de sus primas, las bonitas y educadas señoritas Bertram, sufriendo los desplantes de tía Norris, que a veces le hará encargos propios de una sirvienta. El único apoyo con el que contará Fanny será el de su primo Edmund. Pero los años pasan, los niños se hacen adultos y el amor llega a sus vidas, aunque la vida de Fanny no cambia demasiado. Excepto en el tiempo que Edmund dedica a estar con ella, prácticamente inexistente.

Envidias, celos, exigencias, injusticia, amores, desamores, traiciones, bailes, excursiones... todo mezclado en un victoriano y bucólico cócktel familiar. Pero ¿conseguirá finalmente Fanny Price ser feliz? ¿o seguirá siendo desdichada? ¿Le hubiese ido mejor si se hubiese quedado con sus padres y hermanos? ¿Encontrará el amor que le haga olvidar los abusos familiares a los que se ve sometida?

Opinión personal. 

Antes que nada tengo que recordaros que la novela romántica no es lo mío... con esto ya os podéis hacer una ligera idea. Pero más que una historia de amor-desamor en sí, para mí Mansfield Park es una novela de personajes. Personajes de lo más variados, con distintos caracteres, todos muy bien perfilados por cierto, de una forma realmente asombrosa, eso no puede negarse. 

Prácticamente la totalidad de ellos han llegado a producirme algún tipo de sensación, aunque he de admitir, que eran sensaciones más negativas que positivas: Fanny me parecía pánfila, acatando todo con intachable sumisión, resignada a sufrir los desprecios y cumplir los caprichos de los demás, carente de toda capacidad de decisión (lo que a veces llegaba a exasperarme); Lady Bertram, una mujer totalmente desganada, que pasaba de todo (incluidos sus hijos); Edmund, egoísta e interesado; las niñas Bertram, unas envidiosas, caprichosas y malcriadas; la tía Norris... bueno, la tía Norris es que es caso y aparte ya... hipócrita y despiadada, una mujer frustada que pagaba su insatisfacción por su anodina vida con la pobre Fanny. 

Teniendo en cuenta que es una novela romántica victoriana, cuyos protagonistas son los miembros de una familia y algunos individuos más, todos ellos pertenecientes a la sociedad mejor situada de la época, podéis haceros una idea (si no la habéis leído) del contenido de la historia. Paseos, excursiones, bailes y divertimentos varios en los que ocupaba su tiempo la clase alta de la época. Es decir, que para los que disfrutéis con este tipo de novelas y os guste la romántica os encantará, pero si sois más como yo, que os va más la acción, os parecerá una novela un tanto aburrida.

Que no quiero decir que sea mala, por supuesto. Es innegable la extraordinaria calidad de la prosa de Austen, la fina ironía y mordacidad que utiliza en los diálogos, las buenísimas descripciones de paisajes, escenarios y ropajes, lo que conlleva a una exquisita ambientación. Pero a mí me ha faltado esa acción, ese puntillo que captase mi interés.

Después de leerla hay gente que me ha dicho que no es de las mejores novelas de Austen... Tendré que hacerles caso. Leí hace muchos años "Orgullo y prejuicio", pero hace tanto que, aunque recuerdo que me gustó, tampoco soy capaz de recordar mucho más. Por eso este año voy a leer "Sentido y Sensibilidad", y ya más adelante, ya veremos... porque la lectura de Mansfield Park me ha dejado, a mi pesar, cierto sabor agridulce.

Valoración global: 3/5.

3 comentarios:

Trotalibros dijo...

Ufff, me has desinflado mucho mis ganas de leer esta novela ¿eh? Sobretodo por lo de que se te ha hecho aburrido, no tanto por lo de los personajes (sinceramente creo que el contraste de la pena que sentiste por la sumisión de la protagonista con el odio y repugna que sentiste por los demás personajes puede llegar a dar muy buen resultante si se utiliza bien). No sé, el otro día pensaba que quizás Jane Austen sería la autora de primavera del blog, pero ahora me has dejado completamente indeciso!
Besos!

Ro. dijo...

@Trotalibros: no hombre, igual a ti no te aburre, cada lector es un mundo. Sí que es cierto que hablando con gente que está más acostumbrado a leer a Austen que yo, la gran mayoría coincide en que es una de sus novelas más flojitas, lo cual quiere decir que las demás deben ser estupendas! Yo en marzo tengo pensado leer Sentido y Sensibilidad, a ver que tal!

Tatty dijo...

Es una de las novelas que aún no he leído aunque la tengo pendiente en la estantería desde hace tiempo. Me alegra tener otra perspectiva ya que quizás yo, que también soy más de acción, tampoco consiga disfrutar totalmente de esta historia
Besos

Publicar un comentario