martes, 31 de diciembre de 2013

Balance lector 2013.

Otro año que se nos va, otro año haciendo balance de lecturas, retos y demás. Hoy como último día del año es lo que toca y, como se avecina entrada larguísima ¿por qué no empezamos ya?

El ritmo de lecturas ha ido en la tónica de todos los años: 32 libros, no está mal, poco para un blog de literatura, pero con el tiempo que tengo me doy por satisfecha. Además, si miramos hacia atrás (no hace falta que lo hagáis, ya os lo digo yo), la cantidad de libros ha ido aumentando poco a poco a lo largo de los años que llevo que por la blogosfera, esperemos seguir así.

A continuación os dejo la lista de las lecturas durante este 2013:

1. Dados sangrantes - Juan Marín Hernández.
2. La ley del más fuerte - Roberto Pérez Muñoz.
3. Postlove - Carla Soza.
4. Relatos del ingeniero andante - José Docavo Alberti.
5. Mansfield Park - Jane Austen.
6. James y el melocotón gigante - Roald Dahl.
7. La gardenia blanca de Shangai - Belinda Alexandra.
8. El asesino de la regañá - Julio Muñoz Gijón.
9. Las horas oscuras - Juan Francisco Ferrándiz.
10. Cincuenta sombras de Grey - E.L. James.
11. El baile de la chica muerta - Rachel Caine.
12. El tango de la guardia vieja - Arturo Pérez - Reverte.
13. Muñeca viviente - Anónimo.
14. Como hacer el amor (bien) - Lorena Verdún.
15. El último judío - Noah Gordon.
16. Tierra firme - Matilde Asensi.
17. El principito - Antoine de Saint - Exúpery (leído dos veces en el año).
18. La princesa de hielo - Camilla Lackberg.
19. La suerte de las marionetas - Lucas Barrera.
20. Donde termina el arco iris - Cecelia Ahern.
21. El señor de las moscas - William Golding.
22. Las sirenas del invierno - Barbara J- Zytwer.
23. El tercer nacimiento de Ulises: el gran ojo - José Docavo Alberti.
24. En un mundo azul oscuro - Joshua BedwyR.
25. El país de las últimas cosas - Paul Auster.
26. Todo es mentira en las películas - Roxana Popelka.
27. Don Juan Tenorio - José Zorrilla.
28. Las crónicas de Philip Ollas - Roberto Pérez Muñoz.
29. La isla del tesoro Z - Alejandro de Bernardi.
30. El libro de los enigmas de Sherlock Holmes - Dr. John Watson.
31. El asesinato de Pitágoras - Marcos Chicot.
32. De Irazábal y Soto, Mauricio Santiago - La fractura.

De todas estas novelas que he leído tengo muchas reseñas pendientes (ése es uno de mis retos personales para 2014, ponerme al día con las reseñas), que os iré trayendo poco a poco, buscándoles hueco. Debería, como tengo por costumbre en estos recuentos anuales, daros mis favoritos, pero eso lo dejo para otra entrada que os voy a traer en breve, porque quiero meter alguna cosilla en el blog...

Desastre total... Pero esto no es nada nuevo...

Oficialmente me apunté a tres retos (y no he completado ninguno):

*Reto autores de la A a la Z: empecé muy bien, pero ya sabéis lo que pasa con esto de los blogs, van surgiendo compromisos y lo tuve que aparcar por buscarle hueco a los nuevos que me habían sido enviados... Después intenté retomarlo, pero ya era demasiado tarde.

En total he conseguido 13/26 autores, el 50%.

* Reto Sumando 2013: a éste me apunté sabiendo de antemano que no lo iba a conseguir (aunque hay gente que si que lo ha conseguido), pero es difícil, y leyendo 32 libros anuales, casi imposible.

En total he conseguido sumar 616/2013, el 30.6%.

* Reto Continental 2013: éste es el que mejor he llevado de todos, solamente me han faltado tres libros para completarlo, y los estuve buscando, pero me faltó tiempo para hacerles hueco. Me faltaron Japón, otro país asiático y la Antártida.

En total he conseguido 6/9 enclaves geográficos, el 66.7%.

Conclusión: estrepitoso fracaso. Aún así no escarmiento y este año me he apuntado a otros tantos retos, aunque algunos son más asequibles, a ver si mejoro (a peor no creo que vaya).

No soy de fijarme en las estadísticas, no miro las visitas diarias... Tampoco tengo un ritmo regular de publicación, lo hago cuando puedo y quiero, por lo que tampoco me voy a poner a contar entradas (aunque creo que están entre las 50 y 60), ni obsesionarme con el número de seguidores... no sé los que tenía al comenzar el año, sí con los que acabo, aunque se me olvidará.

De momento son 157 así que ¡gracias! ¡muchísimas gracias! ¡Os daría 157 abrazos! Pero gracias también a los que estuvieron y se fueron, a los que vendrán, a los que comentan (que me encanta) y a los que no, a los que pasan por aquí regularmente y a los que lo hacen de vez en cuando. Y paro ya que esto va a parecer el anuncio de cierta bebida refrescante de hace un par de años jejeje.

Y gracias también, por supuestísimo, a aquellos autores y editoriales que han confiado en la opinión de esta humilde servidora y han aportado sus obras para que las reseñe, sin exigencias, urgencias y con educación (y gracias por su paciencia a los que aún están esperando, voy por orden de llegada, estoy en ello). A ellos, a los que se libraron de la papelera de reciclaje de mi correo electrónico, sí los voy a nombrar:

Juan Marín Hernández, Roberto Pérez Muñoz, Carla Soza, José Docavo Alberti, Joshua BedwyR, Luis Hernanz Burrezo, Pablo Solares Acebal y Lidia Herbada.

También a Jimena, de Sinarrata Editores y  a Miquel, de Editorial Foc.

Y creo que eso es todo, ya solo me queda desearos una feliz entrada de año y que en este 2014 que estamos a punto de comenzar, todos tengáis salud, trabajo, amor, felicidad, bla bla bla y, por supuesto, que venga cargado de buenas lecturas.


lunes, 30 de diciembre de 2013

El asesino de Pitágoras - Marcos Chicot.

Esta reseña que os traigo hoy es de un libro que, pese a haber leído muy buenas reseñas sobre él, no habría leído tan pronto si no hubiese sido por la lectura conjunta organizada por Laky en su blog. Se trata de "El asesino de Pitágoras", novela de Marcos Chicot, finalista del Premio Planeta y que, tras arrasar (literalmente) en Amazon, ha sido recientemente publicada en papel por Ediciones Duomo.

Pero, como siempre, antes vamos a conocer al autor ¿no os parece?

Marcos Chicot nació en Madrid (España), en 1971. Licenciado en Psicología clínica, Económicas y Psicología laboral.

Escribió su primera novela, Óscar, en 1997, y en 1998 escribió Diario de Gordon, novela ganadora del Premio Francisco Umbral. Dos años más tarde, escribió una novela juvenil, que fue reconocida con el Premio Internacional literario Rotary Club. Finalista en premios de relatos y novela como el Max Aub, Ciudad de Badajoz, Juan Pablo Forner y Premio Planeta.

Sus últimas novelas son thrillers históricos en los que entremezcla ficción con personajes y hechos reales.

Destina el 10% de lo que obtiene con sus libros a ONGs para personas con discapacidad intelectual. Está casado desde el año 2007 y tiene dos hijos, Lucía y Daniel, de 4 y 1 años respectivamente.

Título: El asesinato de Pitágoras.
Autor: Marcos Chicot.
Editorial: Duomo Editorial.
Año de publicación: 2013.
Formato: Tapa dura. 
Nº páginas: 672.
Género: Thriller histórico.

ISBN: 978-84-15945-09-3.

Sinopsis.

El anciano filósofo Pitágoras es uno de los personajes con más poder político de su época. Está a punto de nombrar un sucesor entre sus grandes maestros cuando en su comunidad se inicia una serie de asesinatos. Cada muerte tiene lugar de un modo más desconcertante e imprevisible, reflejando tras ellas una mente oscura y poderosa que parece superar a la del mismísimo Pitágoras.

La enigmática Ariadna y el investigador egipcio Akenón tratarán de identificar al asesino a la vez que resuelven sus propios sentimientos. Un reto en el que los fantasmas del pasado se unen a las oscuras amenazas del presente. Un desafío del que resulta casi imposible salir con vida.

En esta novela, en la que gran parte de los hechos y los personajes son reales, el lector se adentrará en un misterio aparentemente irresoluble. A través de sus páginas descubrirá secretos inéditos y encontrará a los personajes más inquietantes que haya conocido jamás: el sibarita Glauco, el monstruoso Bóreas, el vengativo Cilón y, sobre todo, el misterioso desconocido que está utilizando sus capacidades prodigiosas para sembrar la muerte.

Argumento.

Pitágoras preside armoniosamente su comunidad, establecida en Crotona, en la que enseña sus conocimientos a multitud de discípulos. Pero está pensando en quién ocupará su puesto una vez que él se retire. Para ello, reúne a sus hombres de confianza, los grandes maestros de la comunidad. En mitad de la reunión uno de ellos, cae muerto inexplicablemente.

Para descubrir al culpable del asesinato, Pitágoras envía a su hija Ariadna a Sibaris, en busca de Akenón, un detective egipcio que conoció en su juventud, cuando éste era tan solo un niño. Akenón acaba de resolver un caso en Sibaris y decide acudir a Crotona, al reencuentro con Pitágoras.

Una vez dentro de la comunidad pitagórica y atraído por la idea de colaborar con la bella Ariadna, Akenón acepta investigar la muerte del gran maestro cuando otro de los discípulos muere repentinamente. En seguida se da la voz de alarma. El culpable no debe andar muy lejos.

Entre intrigas políticas, enigmas matemáticos y devaneos amorosos, los principales aspirantes a sustituir a Pitágoras como líder de la comunidad van cayendo como moscas, de las maneras más inimaginables y éste tendrá que resolver el misterio más importante de su vida, en una lucha contrarreloj, que alguien está empeñado en impedir. Pero ¿conseguirán detener al asesino?

Opinión personal.

Conocí la existencia de Marcos Chicot y de esta novela hace bastantes meses, a raíz de varias reseñas (muy positivas por cierto) de varios blogs a los que se les había enviado para su reseña. Cuando una novela recibe tantas buenas críticas y además se engloba dentro de uno de tus géneros predilectos es difícil que no te llame la atención ¿no? Por lo que no tardé mucho tiempo en hacerme con ella pero, como todos sabéis, el blog es ese ente exigente, que manda sobre tus lecturas y mis compromisos con otros autores impidieron que pudiese adentrarme en sus páginas.

Hasta que llegó Laky, con su lectura conjunta. No lo dudé ni un momento y me apunté. Tenía el libro desde hacia tiempo esperando en mi lector y tenía ganas de leerla. Pero tenía miedo. Porque cuando una novela obtiene tantas reseñas positivas de tanta gente, suele generar unas expectativas quizá demasiado altas que rara vez suelen cumplirse. Afortunadamente, con El asesinato de Pitágoras, no me he llevado una decepción.

He de confesaros que mis conocimientos sobre la figura de Pitágoras antes de leer la novela eran bastante escasos, lo que se nos enseña en el instituto y poco más. Marcos Chicot se encarga de presentarnos a otro Pitágoras, desconocido por muchos, el Pitágoras político, el filósofo, el líder, padre y amigo. En definitiva, se encarga de humanizar al filósofo, hacernos ver (cosa que muchas veces se nos olvida) que los genios también son hombres, y viven y sufren como los demás.

Pero dejo de dar rodeos y vamos a ceñirnos a la novela. Tanto la ambientación, como la construcción de los personajes me parece, sencillamente redonda. Quizá haya alguno que ha quedado un poco menos trabajado, pero en una novela en la que aparecen tal cantidad de personajes esto supone una nimiedad. Me gustan las novelas bien ambientadas, especialmente las que tocan el género histórico, y esto es difícil, suponiendo una ardua labor de investigación, y Marcos Chicot, en esta novela lo ha conseguido.

La prosa de Marcos Chicot es bastante fluida, sencilla y fácil de leer. Además la estructura de la novela ayuda a ello, pues los capítulos son bastante cortitos, por lo que puedes leer un buen número de ellos de un tirón, incitándote además, debido a su corta extensión, a prolongar la lectura un poco más. Esto te lleva a un bucle infinito (o sí, tiene fin cuando te quedas ya sin capítulos y sin novela ;P). Aunque también he de reconoceros que no he llegado al punto de estar tremendamente enganchada a la historia (he dormido y todas esas cosas jeje), pero sí que es verdad que las páginas pasan volando.

La trama está muy bien construida, comenzando a interesar al lector desde el primer momento y no decayendo en casi ningún instante. En mi caso, he de deciros que conforme iba leyendo, uno de mis "sospechosos" como culpable de los asesinatos fue el que finalmente resulta ser, por lo que al final no me sorprendió demasiado, pero sí llegó un momento en que me vi un poco perdida, pues no sabía ya de quién fiarme y de quién no.

La trama, en cuanto al misterio de los asesinatos, queda cerrado y todo bien atado. Pero al autor deja algunos asuntillos sueltos, entre ellos la historia entre Akenón y Ariadna que acaba un poco de aquella manera, por decirlo coloquialmente, y que supongo que se desarrollarán en la segunda parte "La hermandad", prevista para este año que estamos a punto de comenzar.

Además de todo esto, al final de determinados capítulos, el autor intercala una serie de notas informativas, sobre distintas cuestiones matemáticas, a modo de aclaración respecto a varios conceptos que encontraremos en el argumento de la novela. Por ponerle alguna pega (lo siento, mi Risto Mejide interior lucha por salir a menudo) diré que he encontrado algunos fallos de edición, pocos, pero alguno hay. Si bien es cierto que mi ejemplar es el de Amazon, espero que estos fallos se hayan subsanado en la reciente edición en papel por la editorial. En todo caso, como ya os digo, son bastante escasos y no entorpecen la lectura para nada. Y también que esperaba engancharme de igual modo que otros bloggers, pero lamentablememte no ha sido así (aunque ya os habréis dado cuenta que sí que me ha gustado la novela), las expectativas suelen hacer mucho daño en estos temas.

¿He disfrutado de esta novela? Sí, mucho, bastante. A mi no me ha resultado tan tremendamente adictiva como a otros bloggers pero es una novela con una interesante mezcla de realidad y ficción (el autor, al final de la misma, nos detalla hasta donde llega cada una) y una intrigante trama que, narrada de una forma muy ágil, proporcionará gratos momentos al lector.

Valoración global: 4/5. 

sábado, 28 de diciembre de 2013

Enero: mes de la novela negra.

En la entrada anterior os comenté que no me iba a apuntar a más retos anuales porque sabía que iba a ir cayendo en las distintas actividades que a lo largo del año vais proponiendo por la blogosfera (de hecho ya me he apuntado a dos). A esta que os traigo hoy iba a renunciar, pero soy débil y finalmente he decidido apuntarme.


Se trata del primero de los famosos meses temáticos que últimamente están tan de moda, concretamente el que nos traen http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/enero-mes-de-la-novela-negra.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+blogspot/tBFTo+(Libros+que+hay+que+leer)" target="_blank">Laky
http://lectoradetot.blogspot.com.es/2013/12/mes-tematico-de-la-novela-negra.html" target="_blank">Lectora de Tot. Se celebrará en enero y estará dedicado a la Novela Negra.
Además, para todo aquel que lo desee habrá un sorteo, al que podéis anotaros hasta el día 2 (es decir, que tenéis que correr, que acaba en breve) de cuatro títulos pertenecientes a este género, para que así tengáis que leer jejeje.

Si queréis más información, solamente tenéis que clicar en los enlaces que os he dejado arriba y apuntaros.
¿Os animáis a leer novela negra con nosotros?

Reseñas Publicadas:

El asesino de la regañá - Julio Muñoz Gijón.

La princesa de hielo - Camilla Läckberg

jueves, 26 de diciembre de 2013

Retos 2014: 25 españoles (Edición 2014).

Aquí estoy otra vez, pasadas las primera etapa de estas fiestas con el último reto anual al que voy a apuntarme. Sí, he decidido que este ya es el último, porque entre el mío personal (que ya os lo contaré en la entrada balance), las lecturas conjuntas, simultáneas y demás, como siga apuntándome a retos esto va a ser el cachondeo padre...

En esta ocasión se trata de un reto conocidísimo por casi todos los que frecuentamos estos lares, porque es, nada más y nada menos, que la nueva edición del Reto 25 españoles, que cada año nos trae http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/reto-25-espanoles-en-2014.html" target="_blank">Laky
.
¿Qué tenemos que hacer para cumplir este reto?

Pues leer 25 libros, todos ellos escritos por autores españoles o hispanoamericanos, es decir, escritos originariamente en español.

A final de año, habrá un sorteo de libros entre todos aquellos que cumplan el reto. Tenéis toda la información  http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/reto-25-espanoles-en-2014.html" target="_blank">aquí
.
¿Os animáis?

1. Las venas abiertas de América Latina - Eduardo Galeano.
2. No me llames princesa - Connie Jett.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.

martes, 24 de diciembre de 2013

Retos 2014: I edición reto novela histórica y ¡¡Feliz Navidad!!

Hoy os traigo otro reto al que he decidido apuntarme (me van a faltar días y me va a dar la primera semana del año publicando resúmenes y balances, ya veréis), éste un poco más complicado pero tampoco muy difícil (al menos eso creo, ya veremos a final de año). Se trata de la propuesta que nos trae  Francisco, administrador de http://unlectorindiscreto.blogspot.com.es/2013/12/i-edicion-reto-novela-historica.html" target="_blank">Un lector indiscreto
.

¿En qué consiste este reto?

Obviamente en leer novela histórica, un mínimo de siete y un máximo de quince (aunque si quieres leer más eres libre de hacerlo, por supuesto). Pero para hacerlo más fácil también son válidos el thriller histórico, la novela negra histórica, la romántica histórica, fantasía histórica y las novelas de aventuras históricas...

Y por si descubrir este maravilloso e instructivo género no fuese suficiente, habrá varios sorteos entre los que logren completar el reto.

Y como la novela histórica es uno de mis géneros predilectos pues no lo he dudado.

Podéis ampliar información en el blog de Francisco, que él lo explica todo estupendamente http://unlectorindiscreto.blogspot.com.es/2013/12/i-edicion-reto-novela-historica.html
" target="_blank">aquí
¿Os animáis?

1.
2.
3.

Y no quiero terminar esta entrada, sin aprovechar, ya que estamos a 24 de diciembre, para desearos a todos unas Felices fiestas, rodeados de todos los vuestros. ¡Tened cuidado con las comilonas, las copitas y los turrones! jejeje

¡¡Feliz Navidad!!

lunes, 23 de diciembre de 2013

Literatura y Palomitas (3): El médico.

El martes pasado, tuve la ocasión de asistir al pre-estreno en Sevilla, de la película "El médico", basada en la novela histórica de Noah Gordon, y que se estrenará en los cines españoles pasado mañana, día 25 de diciembre. Al visionado del largometraje, que se proyectó en los cines del Centro Comercial Plaza de Armas, uno de los cines pequeñitos de Sevilla, acudimos aproximadamente 30 personas y durante 150 minutos, pudimos comprobar la calidad y fidelidad (o no) de la película con respecto a tan magistral novela. Y ahora os voy a dar mi opinión.

Póster promocional de la película
en España.
Año: 2013.
Duración: 150 minutos.
País: Alemania.
Género: Aventuras/ Drama.

Director: PhilippStölzl.
Guionista: Jan Berger.

Reparto principal:

Tom Payne - Rob J. Cole.
Olivier Martínez - Sha de Ispaham.
Stellan Skarsgard - Barber.
Ben Kingsley - Ibn-Sina.
Emma Rigby - Rebeca.
Michael Jibson - Mirdin.
Elias M´barek - Karim.
Farhi Yardim - Secretario de la madraza.

Supongo que ya habréis visto el tráiler, pero por si acaso, aquí os lo dejo, para ir abriendo boca:


El médico - Tráiler final español por keane43

Argumento:

En una humilde cabaña de la Inglaterra medieval una mujer sufre tremendos dolores mientras da de cenar a sus tres hijos. En mitad de la noche la mujer muere. Su primogénito tuvo una premonición de su muerte al posar su mano sobre el corazón de su madre. Tras los funerales, los vecinos se reparten las pertenencias de la familia y se llevan a los dos hijos pequeños, dejando al mayor de los tres solo, abandonado a su suerte, por estar demasiado crecido.

El muchacho se las apaña para colarse en el carromato de Barber, un barbero que se gana la vida de pueblo en pueblo. Aunque a regañadientes, el barbero termina aceptando al muchacho e instruyéndolo como aprendiz.

Han pasado los años y Rob Cole, ya adulto y convertido en barbero acompaña a Barber, por referencias de una prostituta, a ver a un médico judío capaz de curar la enfermedad de los ojos (cataratas), que afecta al veterano barbero. Mientras dura la convalecencia de Barber, en su convivencia con los judíos, Rob se interesa por los métodos de éstos, por como fue su aprendizaje y donde obtuvieron sus conocimientos.

Entonces decide viajar a Persia, haciéndose pasar por judío, para estudiar medicina con Ibn-Sina, el más grande de todos los médicos, embarcándose en una caravana que lo llevará hasta Ispaham (no sin ciertas dificultades). En esta caravana conocerá a Rebeca, una joven que viaja a Ispaham por un negocio, de la que acabará perdidamente enamorado.

En Ispaham llega a la madraza, la escuela de medicina donde enseña Ibn-Sina, siendo rechazado por el secretario, que demuestra un odio visceral hacia él solo por ser judío. Pero el destino querrá que, accidentalmente y sin ser consciente de ello, tropiece con el mismísimo Ibn-Sina, expresándole sus deseos de estudiar junto al gran médico, que se encargará de que sea aceptado en la madraza y comience su formación.

Una epidemia de peste bubónica, una guerra de poderes políticos y religiosos, el odio de musulmanes hacia judíos, la imposibilidad de conocer la anatomía interior humana o un amor complicado, serán algunas de las situaciones a las que tendrá que enfrentarse Jessie Ben Benjamin, el judío inglés, durante su estancia en la madraza, en su lucha por convertirse en hakim y hallar una explicación a la enfermedad que mató a su madre muchos años atrás.


Opinión personal. 


Si os soy sincera, cuando supe que se iba a rodar esta película tuve miedo. Todos sabemos que pocas son las ocasiones en las que se hace una buena adaptación de una novela para llevarla a la gran pantalla, casi siempre suelen resultar decepcionantes. Y a mí "El médico", en su día, me gustó tantísimo que, aún sabiendo que la adaptación no se iba a igualar a la novela, me preocupaba que una historia tan buena no fuese aprovechada de la manera adecuada

Desgraciadamente, tal y como me temía, no me equivocaba. Lo que no quiere decir que la película sea mala, por supuesto que no. Es más, salí del cine afirmando que la película me había gustado. Los actores están a la altura, lo hacen francamente bien, especialmente Ben Kingsley, a mí me emocionó profundamente. También es cierto que encarnaba a Ibn-Sina (o Avicena), uno de los conocidos como "padres de la medicina", y como sanitaria que soy en mi vida profesional fuera del blog, es un personaje histórico al que todos los sanitarios le tenemos un especial cariño (a él y a unos cuantos más), porque nuestras profesiones no existirían (o al menos no serían lo que hoy son) si no hubiese sido por hombres como él. Ibn-Sina ha sido el personaje que más me ha calado, más incluso que el propio protagonista, Rob Cole, pero todos lo hacen bastante bien, la verdad. 

En cuanto a la ambientación, tanto por escenarios como por rigor histórico, exceptuando dos errores bastante evidentes (hay alguno más, pero hacen falta ciertos conocimientos más avanzados en arte para detectarlos), para mí es impecable. Sí, hay dos errores gordos, pero el resto está, a mi juicio, perfecto... 

Vamos a la temática del blog ¿y la adaptación? ¿es fiel a la novela?

Pues, la verdad, no. ¿¿¿¿No??? NO, con mayúsculas. Sí, la base del argumento es la misma claro, si no fuese así estaríamos hablando de otra historia con el mismo título. Ya no estamos hablando del caso habitual en las adaptaciones literarias de recortar más de la mitad de la historia por falta de tiempo, sino en cambios más drásticos.

Desde personajes que en la novela mueren y en la película no, a personajes que mueren en otra situación totalmente distinta a como lo hacen en la novela, hasta inventarse totalmente la historia de amor de Rob que, de conocer todos los pormenores, ver su matrimonio, el nacimiento de sus hijos, etc (que vemos en la novela), pasa a ser casi totalmente inexistente, además de precipitada y poco creíble, en la película. Por eso no entiendo bien esa frase de "conocerá el amor" del tráiler, pero en fin... También se echa en falta en la película, la estrecha relación de amistad que mantienen Rob y el Sha de Ispaham, para beneficio de ambos, que en la película se limita simplemente a una cacería y no llegará ni a tres minutos.

En definitiva, la película "El médico", basada en la novela de Noah Gordon, es una mala adaptación de la misma pero como película individual, si nos olvidamos de la novela, está bastante bien y gustará a los amantes de la historia y el arte, porque ya os he dicho que la ambientación y las tomas de paisajes y de la ciudad son verdaderamente deliciosas.

Valoración global: 3.5/5. 

sábado, 21 de diciembre de 2013

Retos 2014: Grandes Monstruos de la Literatura.

La que no se iba a apuntar a ningún reto para el 2014 viene (por tercer día consecutivo) con una iniciativa en la que ha caído... y no es la última, os lo digo desde ya... Pero de eso ya os hablaré la semana que viene.

Hoy os traigo un nuevo reto, también muy facilito de cumplir (al menos si consigo cumplir los dos que ya os he presentado, porque entonces ya estaría cumplido jejeje). Nos lo traen http://juntandomasletras.blogspot.com.es/2013/12/reto-grandes-monstruos-de-la-literatura.html" target="_blank">Juntando más letras
http://caminandoentrelibros.blogspot.com.es/" target="_blank">Caminando entre libros.
¿Que tenemos que hacer para cumplir este reto?

- Leer una serie de libros (mínimo tres) de esas grandes obras de la literatura de las que todos hemos escuchado hablar mil veces y a las que nos da un poquito de miedo enfrentarnos.

En el reto existen cuatro categorías:

1. Audaces: leer hasta tres de estos grandes monstruos.
2. Intrépidos: leer entre tres y cinco de estas obras.
3. Valientes: leer entre cinco y siete libros clasificados como tales.
4. Temerarios: leer entre siete y diez grandes monstruos de la literatura.

Se puede elegir un nivel y, una vez cumplido, si te apetece, progresar a otro superior. Así que repasando los dos retos a los que ya estaba apuntada, he decidido lanzarme porque ya tendría saldado el primer nivel (aunque intentaría cumplir el siguiente por supuesto). Porque en principio, voy a leer El Quijote, La metamorfosis y Los miserables.

En http://juntandomasletras.blogspot.com.es/2013/12/reto-grandes-monstruos-de-la-literatura.html" target="_blank">Juntando más letras
tenéis tanto los requisitos que hay que cumplir como una larga lista con títulos válidos para cumplir el reto, lista que seguirá abierta a propuestas hasta el 31 de diciembre.
¿Te animas a vencer tus miedos y enfrentarte a los grandes monstruos?


1.
2.
3.

viernes, 20 de diciembre de 2013

Retos 2014: Autores Eternamente Pendientes.

¡Aquí vengo yo con otro reto (supuestamente facilito) al que me he apuntado! Esta vez de la mano de http://omeucartafoldelibros.blogspot.com.es/2013/12/reto-autores-eternamente-pendientes.html" target="_blank">O Meu Cartafol


¿En qué consiste este reto?

-Hay que leer al menos un libro de como mínimo dos autores diferentes de los que tengamos muchas ganas de leer algo y nunca nos hayamos puesto en ello.

Fácil ¿verdad? Espero poder cumplirlo jejeje.

Yo, en lugar de dos, para empezar me he propuesto tres autores, que serán:

- Victor Hugo: En un principio iba a leer Nuestra señora de París pero, para que me valga para otro reto que os traeré en breve, voy a leer Los miserables.

- Frank Kafka: lleva siendo mi gran pendiente desde que viaje a su ciudad natal, Praga, y me acerqué un poquito mása su historia. Hace mucho que quiero leer (y de hecho es el que voy a leer) La metamorfosis.

- Irene Nemirovski: el tercer autor he tenido que pensarlo mucho, porque en realidad tengo bastantes más, pero finalmente me he decidido por ella. La obra no lo tengo muy claro aún.

¿Os lanzáis a descubrir esos autores que todos tenemos y a los que, por cualquier motivo, parece que nunca le llega su oportunidad?

Puedes apuntarte  http://omeucartafoldelibros.blogspot.com.es/2013/12/reto-autores-eternamente-pendientes.html" target="_blank">aquí
.
1.
2.
3.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Retos 2014: Leemos El Quijote.

Sobrepasado el ecuador de diciembre, por toda la blogosfera empieza la cuenta atrás, apareciendo por todos lados entradas en cuantos a balances anuales, retos, entradas navideñas, etc. Y en La vida entre páginas no iba a ser menos. Así que de aquí a final de año, exceptuando un par de entradas que tengo que publicar sí o sí, el resto van a ser de las anteriormente mencionadas.

Comenzamos con un reto para el 2014. Este año me propuse no apuntarme a ningún reto, porque soy un auténtico desastre para ellos, nunca cumplo ninguno pero, con la gran variedad de ellos que han aparecido ¿quién es capaz de resistirse? Al menos voy a intentar (y digo intentar porque no estoy muy segura de ello), apuntarme solamente a aquellos de los que me vea realmente capaz de cumplirlos en el próximo año vista la trayectoria que llevo.

Por eso al ver este reto que nos propone Laky, no he podido evitar apuntarme. ¿Por qué?

- Porque se trata de leer un solo libro en un año (en realidad medio, solo el primer tomo).
- Porque ese libro es El Quijote, una de las grandes obras de la literatura universal y uno de mis eternos pendientes.
- Porque este año he dejado un poco olvidados los clásicos (solamente he leído uno) y me apetece retomar el género.
- Porque se trata de leer un capítulo a la semana.
- Porque le estoy cogiendo el gustillo a esto de comentar los libros por Twitter que es cosa mala.

¿Hacen falta más razones?

Pues aunque básicamente os lo he contado todo, pero si queréis saber como va a ser la mecánica del reto podéis pasaron por http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/12/en-2014-leemos-el-quijote.html" target="_blank">El blog de Laky
, que ella lo explica allí perfectamente y si os apetece apuntaros.
Aunque yo seguramente vaya comentando por Twitter, pero cada lunes os haré un comentario del capítulo leído la semana anterior, en una nueva sección que os traeré a partir  del próximo 6 de enero (sí, con reyes majos y todo, aquí me tendréis jejeje).

¿Os animáis?

lunes, 16 de diciembre de 2013

Tercer grado: Joshua BedwyR.

Hoy inauguro una nueva sección en el blog, aunque ya llevaba apuntada en mi lista de futuras entradas mucho tiempo (sí, una se hace mayor y tiene que ir apuntando las cosas para que no se le olviden). La he llamado "Tercer grado" y cómo podréis adivinar, se trata de Entrevistas a autores. Al igual que ocurre con otras secciones de este blog como "Literatura y Palomitas" o "Lo que encontré entre tus páginas", los autores que irán apareciendo en esta sección de esporádica aparición a mi antojo (para variar), serán aquellos de los que previamente ya haya reseñado alguna obra.


Y para inaugurar esta sección, he sometido a Joshua BedwyR, autor de la novela "En un mundo azul oscuro" (cuya reseña podéis leer aquí), al tercer grado (nunca mejor dicho, porque como decimos por Sevilla "esto ha quedao más largo que un día sin pan" jejeje). ¿Queréis saber que nos ha contado? ¡¡Vamos allá!!

-          ¿Cuándo nació tu pasión por escribir?

      Hacia los 15 años de edad.  Tenía de profesor de lengua a un tío-abuelo mío, y me sacaba todos los días a leer redacciones, para que no se pensara que me tenía enchufe. Acabé harto y me dediqué a hacer redacciones graciosas, pues le daba mucha vergüenza reírse ante los alumnos.  Conseguí que dejara de sacarme. Bueno, lo reconozco, también influyeron las mujeres. 

      ¿Recuerdas la primera historia que escribiste?

Por supuesto. Era un relato de terror y lo  escribí con 16 años. A mis compañeros de clase les encantó. Aún lo  guardo entre mis viejos papeles.  Lo volví a leer hace un par de años y la idea era bastante buena, aunque escrita por un completo novato. Lo mismo algún día lo convierto en novela.

Sabemos (y quién no lo sepa que lea la reseña de tu novela, que allí lo cuento), que antes de “En un mundo azul oscuro” has publicado libros de informática, con una aceptación bastante buena. ¿Qué te llevó a escribir novela?

Siempre había escrito literatura. Gané mi primer concurso de cuentos a los 17 años, y siempre escribí cuentos. Incluso participé en la redacción de una revista literaria y fui secretario de un certamen de relatos durante cinco años. Dejé un poco de lado la literatura por culpa del teatro, que absorbía casi todo mi tiempo (18 años en total, 14 de ellos como director), y también por la informática (descubrí que la única medicina que me quitaba los nervios que me producían los ordenadores, era un buen cheque). 

Lo de escribir libros de informática surgió en la mili. Estaba destinado en el C3I (Comando, Control, Comunicaciones e Inteligencia) de Melilla, y me aburría mucho en las guardias, así que aparte de seguir con mis cuentos, aproveché que acababa de redactar el manual de seguridad informática para uso interno de la Comandancia, y  comencé el primer libro.    Pero hasta mis libros de informática eran distintos. El editor me dijo en una ocasión que eran como un híbrido de best-seller y manual, lo que por otra parte no era difícil, pues la seguridad informática tiene su morbillo.

-          ¿Presentaste la novela a alguna editorial antes de optar por la autopublicación? 

No. Ya sé que ahora se lleva mucho eso de decir que te rechazaron y devolvieron tus cajas de bombones y tus rosas, pero no es mi caso.   Todos mis libros de informática fueron aceptados en un tiempo récord, uno de ellos en sólo tres días.   Autopubliqué  porque tenía ganas de respirar aires nuevos, aparte de que  me gusta experimentar.

Este bien podría ser mi escritorio en época de exámenes en
la época de exámenes en la Universidad, pero no... 
¿Cuánto tiempo le dedicas a escribir? ¿Cómo te organizas?

No me organizo, y ése es mi problema.  Hay días que no escribo nada y otros que me paso 10 horas seguidas sin parar ni para comer. Me niego a interrumpir una escena que está saliendo sola, aunque tenga que rellenar 20 folios seguidos.  Escribo por inspiración.   Elijo una “banda sonora” para la novela de turno y pongo música.  La primera media hora, lo que escribo da vergüenza ajena, pero tras unos 30 minutos, salta el chip y los dedos escriben solos. Escribo tan rápido que el resultado  es casi ilegible, lo que por otra parte no me viene mal porque me obliga a repasar el texto varias veces (unas cinco más o menos).  Por cierto, que aprovecho para agradecer  la ayuda de Hans Zimmer, John Powell y Miklos Rozsa.

-          ¿Cuáles son tus influencias? ¿Qué autores podrían haber marcado a Joshua BedwyR en su forma de narrar?

De Isaac Asimov aprendí a intentar ser cercano al lector, y a no tomarme mucho en serio a mí mismo.  También soy consciente (muchos amigos me lo dicen)  de que tengo mucha influencia de Woody Allen, ya que me gusta llenar mis historias de referencias culturales.  Me han llegado a decir que, a veces, se necesita una enciclopedia para captar todos los elementos que voy dejando por las páginas.   Pondré un ejemplo: tras vencer el general Shamum a los elamitas por primera vez, se hace muy popular en la capital una frase suya. En realidad esa frase la soltó el general Wellington tras la batalla de  Waterloo, y decidí usarla para hacer una pequeña broma con el comentario que Shamum suelta, acto seguido, entre sus amigos. Finalmente, también me influyó Lewis Carroll, y aunque en esta novela (En un mundo azul oscuro) no he podido hacerlo, acostumbro a jugar metiendo mensajes ocultos, y haciendo juegos criptográficos con las palabras, los nombres de los personajes, etc... 

-          Imagino que bastante al tratarse de novela histórica, lo que conlleva su periodo de documentación pero ¿cuánto tiempo transcurrió entre la aparición de la idea global de la novela y la finalización de la misma? ¿Cómo vive Joshua BedwyR todo ese tiempo?

La idea se me ocurrió hace unos cinco años, tras leer un artículo sobre Enheduanna de Akhad en un blog.  Pero yo escribo varias historias a la vez, por lo que a lo largo de unos 4 años me limité a perfilar, de vez en cuando, personajes  y escenas, así como la historia en general. Luego hubo una fase de documentación de varios meses (sobre todo para cuadrar fechas con la trama), y la novela como tal la escribí en unos cinco meses. Pero podría haber tardado menos si no lo hubiesen impedido  varios fuertes ataques de vagancia.

-          ¿Qué se siente al escribir el punto y final de una novela? ¿Queda realmente zanjada o sigues dándole vueltas a la historia y los personajes algún tiempo?

En parte se siente algo de pena, porque sabes que ya nunca volverás a pasear por esos paisajes. Pero en cuanto te metes en otra historia, se te pasa pronto. Como yo escribo varias a la vez, se me cura más rápido aún la morriña.  No tuve inconveniente en  dejar ir a Sheru, porque ahora tengo otros personajes en la cabeza. Personalmente, no  tengo problemas para zanjar una historia porque soy muy maniático con lo de los cabos sueltos.  No pongo nunca el final hasta que todo queda atado.  

-          ¿Qué género te da más respeto a la hora de escribir? ¿Cuál es el género (si existe) que pienses que no es para ti?
      
      Si hay algo que aprendí en mis tiempos de teatro, es que el encasillamiento es una mala cosa.  No me da miedo ningún género literario, y de hecho, tengo ideas para todo tipo de géneros. Otro asunto es que llegue el momento adecuado para cada una, así como la forma en que la enfoque.  De todas formas, y pensándolo detenidamente, creo que jamás escribiría un libro de autoayuda o de esos de “aprende a ser millonario pensando positivamente”.  Para escribir humor, prefiero otros géneros.
      
       ¿Qué sientes cuando lees una crítica (de cualquier naturaleza) sobre tu historia o tus personajes?

Hasta ahora han sido todas buenas. Yo diría que increíbles.  En cierto modo me siento un poco raro. Todos los escritores dan por supuesto que sus historias son  buenas (y más si su abuela se lo asegura), pero yo nunca habría imaginado los epítetos que dedican a la novela. No esperaba encontrarme con  gente que me dice que está entusiasmada con la historia, con Sheru, y que quieren más narraciones mías… Es algo extraño. Intento verlo un poco desde fuera, pues no quiero que se me suba a la cabeza.  Ya hace años que renuncié al alcohol y similares.
   
      ¿Papel o digital? ¿Qué opinas de los libros digitales? ¿Y del debate libre difusión, venta de copias desprotegidas o con sistemas de gestión de derechos digitales DRM?

Ambos medios me gustan.  El papel tiene el encanto de la madurez con clase, como esos actores con patillas canosas, y el digital te evita sufrir por la falta de espacio.  Pero temo que es imposible oponerse a la historia y la tecnología,  y con el tiempo el papel perderá la guerra, como perdió el vinilo.  

Respecto  al DRM, lo considero absurdo. Se puede reventar un DRM en menos de dos minutos.  Yo prefiero dar un voto de confianza al lector, y me niego a tratarlo como un delincuente sin conocerlo. Los editores, a veces, son los mayores fomentadores de la piratería con estupideces como ésa.  Lo que hay que hacer es bajar precios, mejorar los sistemas de adquisición, que a veces parece que no quieren que el lector compre el producto, por lo lioso que lo ponen, y mantener un nivel  de calidad.  Publicar memorias de políticos (salvo que se llamen Winston Churchill) y famosillos para mejorar las cuentas del año, no es mi idea de un “nivel de calidad”. 

¿Estás inmerso en algún nuevo proyecto ahora mismo? ¿Puedes adelantarnos algo?

De la misma forma que siempre leo tres libros a la vez, escribo tres libros simultáneamente. Próximamente tengo la  intención de acabar un thriller con  hackers informáticos de por medio (y no, en mi novela las claves no se revientan en sesenta segundos). También quiero finalizar, antes del verano,  la primera parte de una saga de fantasía heroica, y como ya he dicho en algún otro lugar, todo aquél que espere encontrarse una historia con magos, elfos, enanos, etc… pues va a ser que no.  Los elfos me aburren (eso de que se pasen todo el día cantando “Staying  Alive”… bufff)

Ahora centrémonos en "En un mundo azul oscuro":

Representación de la diosa Ishtar.
¿Qué te hace pensar escribir una historia ambientada en una civilización tan poco común (y poco conocida por cierto) como sumerios y acadios?

Me llamó mucho la atención que fuera una civilización tan antigua y tan “moderna”.  Su trato hacia las mujeres es muy  moderno (excepto campesinas, ya se sabe). Sus ideas sobre el sexo casi parecen de los años 60.  Es algo muy ajeno a nuestra forma de ver el mundo, que está basada, en occidente, en la cultura judeocristiana.  Es muy exótico ese pueblo que admiraba a una prostituta y le daba un gran prestigio social, y al mismo tiempo observaba las estrellas…  Me pareció curioso ese mundo donde se empalaban niños sin remordimientos, pero luego se escribían los primeros libros de la historia, incluyendo los primeros tratados filosóficos  y morales.  Y lo curioso, es que observándolos de cerca, descubres que en 4000 años no hemos cambiado mucho.

Imagino que el proceso de documentación ha sido bastante arduo. ¿Ha sido muy complicado encontrar información fiable sobre esta época?

Mucho.  Muchísimo. Demasiado.  La mayor parte de los libros que hablan de Mesopotamia se centran en Asiria o Babilonia.  Es como hablar de los merovingios citando a Napoleón.  Tuve que desbrozar como un loco la información. A veces me tenía que leer un libro entero solamente para saber si en esa época ya se conocía la seda, o el uso que los nómadas del Norte daban a los caballos.... Con las dinastías tuve otro problema, pues las cronologías no se conocen muy bien. Suelo confesar, por ejemplo, que antes de acabar la novela tuve que cambiar el nombre del marido de la princesa Taram-Agadé, porque descubrí que estaba usando el del hijo… ¡Hubiera sido un incesto de lo más curioso!

-          Tu novela está sustentada por grandes mujeres ¿Te ha resultado muy difícil expresar los sentimientos de éstas?

      En parte sí, claro. El escritor que diga que le resulta fácil crear un personaje femenino, miente como un miserable. En mi caso, todo hay que decirlo, tuve la ayuda de San Stanislawsky. Los años de teatro contribuyen lo suyo.   Pero era un reto fantástico, pues la literatura  ya está llena de grandes personajes masculinos.  Se necesitan muchas más heroínas fascinantes en el siglo XXI. Prometo contribuir a ello; ya están preparadas algunas más, que aparecerán desde Mesopotamia (de nuevo), hasta Cuba o China.

         ¿Qué porcentaje de realidad y ficción encontramos en “En un mundo azul oscuro”?

No sabría decirlo.  Casi todos los hechos históricos que se narran son ciertos, pero no sabemos ni cuándo sucedieron, ni el orden, ni de qué forma.  Cuando digo, por ejemplo, que Naram-Sin humilló al rey Mannudannu de Magán es cierto, y hay tablillas que lo cuentan. Pero no conocemos ni en qué momento del reinado sucedió, ni en qué consistió la humillación.  Tuve que rellenar algunas lagunas usando el sentido común. De esa misma forma, y dado que no sabemos  cómo fue la campaña Lullubi, y el texto de autobombo de Naram-Sin sobre el tema, es de todo menos creíble, me la imaginé como un  Vietnam acadio, considerando el terreno abrupto en que se desarrolló, así como el problema para utilizar en él las tácticas militares acadias.  
En resumen, es imposible  cuantificar ese asunto. 

Disco votivo representando
a Enheduanna. 
         ¿Has representado (o caricaturizado) a alguien de tu entorno en la novela? Si es así ¿en qué personaje?

      Hay muchos elementos  de gente de mi entorno esparcidos aquí y allá, sin orden ni concierto.  Pero sí que hay un personaje que podría decirse que está basado en la realidad casi por completo.  Para crear el personaje de Enanedu, la amiga de Sheru, me basé en una buena amiga mía. Tiene su inteligencia, su belleza y su lengua viperina.


            ¿Qué pasaje o escena te ha costado más trabajo escribir?

Sin ninguna duda,  la escena de la elección de Enmenanna como Entu de Ur, sucediendo a su tía Enheduanna.  Al igual que en  los lectores, Sheru despertaba una enorme simpatía en mí. Sabía que esa escena en que se hace lectura pública del testamento de Enheduanna iba  a ser un momento terrible, y me resistía a someterla a semejante golpe.  En ese instante,  Sheru cae en la cuenta de  que  los  sentimientos hacia su protectora van más allá de la mera admiración y el respeto. Descubre  que quería a Enheduanna como a una madre, y es consciente de que acaba de  quedar huérfana  por segunda vez.   Me costó muchísimo  escribirlo.  Aproveché para hacer un paralelismo con el Mito del Descenso de Inanna a los Infiernos (ya dije que me encanta introducir referencias culturales y claves), haciendo que una Sheru, destrozada  anímicamente, pase la noche en el cementerio del Giparu. A la mañana siguiente renace al igual que la diosa Inanna, y la Sheru que sale del cementerio es ya una mujer adulta. A partir de ese momento de la novela, Sheru actúa con madurez, con resolución; ha dejado atrás la ingenuidad de la juventud y aunque sigue teniendo cierto idealismo, adopta una actitud de pragmatismo y no duda en hacer cosas que antes veía horribles, como por ejemplo, participar directamente en una batalla.


-          ¿Qué tienen de Joshua BedwyR los personajes de “En un mundo azul oscuro”?

Ese asqueroso  positivismo que destilan. Soy un estúpido optimista, contra viento y marea.

-          Imagínate que te proponen hacer una adaptación cinematográfica de la novela ¿cómo te gustaría que fuese? ¿Tendrías preferencia por algún director determinado?

Me encanta el cine, así que aceptaría sin pensarlo, incluso corriendo el riesgo de una mala adaptación.  Pero mi novela es demasiado larga para una película.  Sería mejor una serie de TV, como hicieron, acertadamente, con Los Pilares de la Tierra.

El cómo me gustaría  que fuese, lo tengo claro, porque como viejo director de teatro, siempre que escribo tengo la historia “en la cabeza”. La voy escenificando  mientras la invento.  Y por supuesto, creo que lo ideal sería dejar al director hacer las cosas a su manera, que para eso conocerá el oficio.  Aunque si pidieran mi opinión sobre el casting...  Habría que ir a Oriente Medio o a Bollywood a contratar actores que dieran “el tipo”. Se me ocurren, por ejemplo: Adah Sharma para el papel de Sheru, tras pasar por una sesión de teñido de cabellos; la genial Indira Varma para Enheduanna (ya ha hecho papeles históricos, como la serie Roma); el actor turco Engin Akyurek para Enlilbani (tiene experiencia en series de TV); Sonam Kapoor haría una preciosa Enanedu; Deepika Padukone una malísima Agatima;  el israelí Oded Fehr creo que bordaría a Naram-Sin con la misma profesionalidad con que actuó en La Momia; la bellísima actriz  de Bollywood, Chitrangada Singh para el papel de Ittibel; y para el rol de Shamum me decantaría por el genial Alexander Siddig, actor de origen sudanés, que también ha hecho papeles históricos (lo bordó como el ayudante de Saladino en El Reino de los Cielos).

Me olvidaba del director. Si alguno de los lectores de esta entrevista conoce la dirección de Ridley Scott, que me la mande.  A Ridley le perdono Prometheus y le regalo el libro dedicado, firmado y hasta con un besazo de pintalabios, qué menos…

Adah Sharma
-          ¿Estás satisfecho de tu obra? ¿Y de la aceptación de la misma?

¡Claro! Sería absurdo quejarme con los entusiasmos que despierta.  A veces pienso si habría escrito alguna escena de otra forma, pero veo la historia tan realista, tan de la vida misma, que luego decido que está bien como está.

-          ¿La das por terminada o hay algo que te hubiese gustado contar y te has guardado para otra novela?

La novela, como tal, está terminada. Y acaba justamente en el momento histórico adecuado.  Otro asunto es que hay un tema, una subtrama, que no concluye. Concretamente, la misión de la diosa: Ishtar no se convierte en la más grande del panteón, ni la reforma teológica de Enheduanna triunfa al 100%.  Pero no me quedaba otro remedio, porque así transcurrió la historia real.  La vida no siempre nos permite hacer todo lo que deseamos, y actuar según esas reglas, es una de las “magias imposibles” a las que Sheru se refiere al comenzar la novela.

       Dejaré pasar un tiempo y habrá un secuela, que transcurrirá 140 años después, en la que esa subtrama quedará, por fin, cerrada, gracias a  otras historias y otros personajes  que (espero) sean igual de fascinantes.

Y para terminar, cotilleos varios:

¿Qué es más difícil de afrontar: un lunes a las 7 de la mañana, una cuenta en números rojos, la situación política-económica-social del país o una hoja en blanco?

Con mis horarios estrambóticos no noto lo de los lunes; no vivo en números rojos pues me educaron para vivir según mis posibilidades; jamás he tenido problemas con la hoja en blanco (las ideas se me salen por las orejas)… así que supongo que lo difícil es la situación del país, que me temo que anda muy lejos de tener una solución fácil.  Esto no lo resuelve ni Ponson Du Terrail, que era experto en tramas retorcidas.

¿Cómo te ves a ti mismo como escritor?

No me veo, a secas. No me considero escritor. Escritores  son  Pérez Reverte,  Muñoz Molina, Espido Freyre, Murakami, Camilleri…  tantos que son y han sido. Yo solamente soy un escribidor: junto palabras y hago que luzcan.

Rasgo principal de tu carácter. Descríbete en una frase.

 Mis amigos lo saben muy bien, pues dicen que soy un completo extraterrestre. En cuanto a la frase…  ésa me la sé: “Yo, tampoco”.

         ¿Qué te preguntarías a ti mismo y qué contestarías?
       
       Me hago muchas preguntas, demasiadas… pero no merece la pena señalar ninguna.  Soy tan tramposo, que nunca sé si me respondo en serio o en broma.

      ¿Recuerdas el primer libro que tuviste en tus manos? ¿Qué libro de tu infancia recuerdas con especial cariño?

         Lo recuerdo perfectamente.  Fue el libro con el que aprendí a reconocer palabras (aprendí a leer antes que a escribir). Era un cuento de mi hermano. Uno de esos cuentos troquelados con figuras que se mueven, sobre Aladino y la Lámpara Maravillosa.
En cuanto al libro que marcó mi infancia, sigue en mis manos y lo leo aún de vez en cuando: Los tigres de Mompracem, de Emilio Salgari.

-          ¿Cuáles son tus escritores preferidos/admirados?

Creo que sería una trinidad formada por Ray Bradbury, Terry Pratchett y Stanislaw Lem. Por debajo de ellos habría todo un Olimpo de decenas de escritores, pero los principales serían ésos.

¿Qué libro recomendarías (aparte del tuyo jeje)?

Como soy extraterrestre, recomendaré un comic: Gimme Liberty.  El guión más salvaje, incómodo  y políticamente incorrecto de Frank Miller.

Viñeta de "Give me liberty"
Frank Miller.
-          ¿Cómo es convivir con un escritor?

Horrible. Almuerzo  a horas extrañas, duermo  a horas más extrañas aún, hablo por los codos, dejo la mesa de trabajo llena de notas escritas, amenazo a mis enemigos con convertirlos en personajes,  agasajo a mis amigos convirtiéndolos en personajes… Pero yo lo llevo bien. He aprendido a no encontrarme conmigo mismo por el pasillo.

-          ¿Se tiene más éxito social siendo escritor? ¿Más amigos? ¿Se liga más? ;P

Desde luego, se liga más.  Pero eso no tiene mérito alguno, porque de informático se liga de pena.

 ¿Me avisarás cuando viajes a Sevilla para firmarme la novela o  prefieres que mi “yo astral” te persiga dando el coñazo hasta el fin de tus días?

Claro, por supuesto.  Como dijo Bogart: “Siempre tendremos Sevilla”.

Y ya la última: ¿Por qué leer “En un mundo azul oscuro”?

Porque siempre es bueno saber que en 4000 años el ser humano ha cambiado poco en su interior; que vivimos en un mundo peligroso donde no todos  aprecian a las buenas personas y donde los de arriba no te lo van a poner fácil a la hora de prosperar;  y que al margen de elementos culturales, cosas como el amor o la amistad te pueden mantener a flote en medio de una tormenta, y hacerte encontrar ese rincón de felicidad que todos buscamos… Vale, y que tengo que pagar facturas, esa cosa tan mundana… Valeeeee, y que me comprometí a invitar a varios amigos/as a una cena si ganaba lo suficiente con la literatura…

 Pues ya sabéis... si a alguien le faltaban motivos para leer "En un mundo azul oscuro", en esta entrevista tiene de sobra. Mi agradecimiento desde aquí a Joshua BedwyR, por prestarse a ser sometido al "tercer grado".