jueves, 12 de diciembre de 2013

¡Qué mono! 25 proyectos de amigurumi (Foto-Reseña).

Que no solo de lectura vive el hombre es algo que probablemente sabréis. Y que todos tenemos hobbies también. Pues yo no iba a ser menos, y tengo varias aficiones, quizá demasiadas, con lo que no consigo dedicarle a todas el tiempo que me gustaría, pero en fin...

Permitidme que hoy  me salga un poquito de la temática habitual del blog. Os traigo una reseña, pero una reseña cualquiera, sino una foto-reseña. Se que en otros blogs literarios se hacen fotorreseñas de libros ilustrados, pero es que el libro que os traigo hoy no es ninguna obra literaria.

(Imagen extraída de solteje.blogspot.com) 
Hace algunos años ya, me aficioné a las manualidades y comencé a hacer broches y complementos de fieltro. Pero hará cosa de un año aproximadamente empezaron a llamarme la atención los amigurumis (muñequitos hechos a ganchillo), encontrando por la red auténticas preciosidades. Y decidí que quería aprender a hacerlos. Sin haber hecho ganchillo en mi vida, ojo, y sin tener ni idea...

Pero como nadie nace sabiendo me lancé al tema...

Y aunque en la red hay varias webs con patrones de descarga gratuita, hace algunos meses ya, en Círculo de Lectores vi el libro que os traigo algo y claro, no me pude resistir a pedirlo.

Se trata del libro ¡Qué mono! 25 proyectos de amigurumi de Annie Obaachan. Pero para no perder el formato habitual de las reseñas, vamos a conocer un poco a la autora.

Annie Obaachan es una apasionada del amigurumi y de la técnica del ganchillo en general. Graduada en 2003 por el Bunka Fukuso Gakuin, la prestigiosa escuela de moda de Tokio, ha trabajado en numerosas empresas textiles y ha colaborado en varios libros. En la actualidad, reside en Japón.


Fotografía propiedad de este blog.
Título: ¡Qué mono! 25 proyectos de amigurumi.
Autor: Annie Obaachan.
Editorial: Quantum Publishing Ltd. 
Año de publicación: 2012.
Formato: Tapa blanda con solapas.
Nº páginas: 144.
Género: Didáctica.
ISBN: 978-84-672-5099-2.


Sinopsis.

Bienvenido al monísimo mundo del amigurumi. Estas pequeñas y simpáticas mascotas originarias de Japón han supuesto una auténtica revolución en todo el mundo: por todas partes se pueden ver estas diminutas figuras de ganchillo, desde los hogares a las oficinas o los hospitales, en parques, en el tren, adornando las mochilas o los llaveros... ¡Qué mono! le ofrece la oportunidad de sumarse al fenómeno amigurumi y llenar su casa de preciosos compañeros. 

Este libro incluye 25 originales proyectos inspirados en el reino animal: cachorros, pájaros, conejitos y otros roedores, habitantes de la selva, de los mares y del jardín, con sus correspondientes patrones. Hallará también una sección sobre técnicas y materiales, con indicaciones para hacer los puntos de ganchillo y leer los esquemas como un auténtico experto. A medida que su pericia mejore, podrá experimentar con nuevos diseños, y seguro que al terminar el libro se habrá convertido en un auténtico fan del amigurumi. 


Contenido.

Como este libro no es ninguna novela, he sustituido el epígrafe del argumento habitual en mis reseñas, por uno denominado "Contenido", pero lo que os voy a contar es básicamente lo mismo, la composición del libro.

Primeramente encontramos una breve introducción, en la que se nos cuenta que es un amigurumi, como surgieron y como ha ido evolucionando la moda de fabricación de estos muñequitos, para seguidamente explicarnos los materiales básicos necesarios para tejer cualquier tipo de amigurumi.

Imagen extraída de elcuartodeusagi.blogspot.com
Posteriormente, la autora nos trae una sección en la que nos explicará las diferentes abreviaturas y símbolos que debemos conocer para afrontar un patrón y tejer nuestro amigurumi con éxito. También nos dará algunas claves para interpretar un patrón en japonés (los amigurumis son de origen japonés, por lo que en la red encontraremos gran cantidad de patrones en este idioma). Aquí también se nos explican los puntos básicos del ganchillo, acompañados de una ilustración del mismo, para que nos sea más fácil tejer nuestro muñeco.

Y esta sección de "Técnicas" finalizará con la explicación de como rematar y bloquear la labor, para que no se nos deshaga el muñequito y algunas indicaciones para ayudarnos a crear nuestros propios personajes, sin necesidad de fijarnos en ningún patrón.

Pasada esta parte, entramos ya en materia y poco a poco se nos van desgranando los 25 patrones, todos de animales, divididos en varios grupos:


  • Animales domésticos: tres perros, dos gatos (aunque uno de ellos parece de todo menos un gato), dos periquitos, una rata, una tortuga, dos conejos, dos hámsteres, un caballo, un loro, un pez y una serpiente. 
  • Animales en la selva: un mono (muy raro por ncierto), un oso, un elefante y un panda. 
  • Animales del mar: un pulpo y un delfín. 
  • Animales con aletas o con alitas: un pingüino y un murciélago (mi preferido de todo el libro). 
  • Animales en el jardín: un caracol, una rana, una mariquita y, el mismo modelo de mariquito pero en versión mini. 
Para finalizar tenemos un directorio web, donde podemos encontrar (y comprar) las lanas y materiales más adecuados para la realización de los amigurumis. 

Fotografía propiedad de este blog. 

Opinión personal. 

Aquí tampoco os puedo decir mucho, ya que este tipo de libros, al menos en mi caso, no se suelen leer completos, sino que se va haciendo poco a poco, conforme vas haciendo los proyectos. Os puedo dar mi opinión con la que hasta ahora es mi única experiencia con este libro. 

Deciros que cuando compré este libro yo no tenía ni idea de ganchillo. Lo compré porque me gustaban los muñequitos y quería aprender a hacerlos. Y con éste libro puedes hacerlos, eso sin duda, pero quizá no es el más adecuado para la gente que, como yo, tiene su primer contacto con este tipo de labores.

¿Y por qué digo esto?

Pues porque aunque como os he explicado antes, hay una sección de técnicas en la que te explica los puntos básicos para tejer amigurumis, acompañado de ilustraciones, para mí eso no fue suficiente y tuve que recurrir a youtube. Sí, puedo deciros que lo que se hoy día de ganchillo, básicamente me lo ha enseñado youtube...

Pero una vez vistos los puntos básicos, para probar, cogí la primera lana que hallé por casa (y que tenía para mis broches de fieltro) y salió esto:

Fotografía propiedad de este blog
Sí, me quedó bastante chungo, pero para ser el primero no se puede pedir más jejeje. Este intento de pulpo rosa adorna ahora el piso de mi mejor amiga. Y tan feliz ella con su pulpo rosa.

Después, a petición de mi sobrino, intenté hacer el pingüino (que aún se lo debo por cierto), pero compré una lana demasiado fina y me estaba saliendo muy enano, por lo que aplacé el proyecto y me dediqué a tejer otras cosas que fuí encontrando por la red (bufandas, chales, mantas...).

En definitiva, que los patrones están bien explicados, tanto que incluso alguien que no tenga ni idea, una vez que maneje con soltura los puntos básicos, puede tejer un animalito (a la vista está...). Pero quizá para iniciarse en este arte, no es el libro más adecuado.

Lo próximo que haré de este libro será el pingüino y el murciélago de la foto de arriba. La pregunta es ¿me saldrá algo decente o no? jejeje

4 comentarios:

Gabi Frik dijo...

Que lindos! ya los había visto antes pero no me animo a hacerlos porque se ven tan complicados :/ el pulpo te quedo genial para ser el primero.
Besitos

Lady Ovejita dijo...

Son chulísimos. Me gustan un montón. Pero no creo que yo fuera capaz de hacer nada ni remotamente parecido, soy muy torpe para las manualidades y lo descuajeringo todo. Me da envidia, de verdad.
Un besote.

Cita Franco dijo...

Ay! Qué cosillas más monas!
Yo también tuve mi época del fieltro, hacía broches, marcapáginas, diademas... todo lo que se me ocurría. Engancha el jodío, eh? Luego me lancé con la goma eva y más de lo mismo. Pero esto del ganchillo no lo había probado yo. Será cuestión de ponerse! jejeje
Un gusto haber aparecido en tu blog justo cuando presentas esto jeje
Besitos!
Cita

Carmen Forján dijo...

Que monerías, qué chuladas, por favor!! Ya me güero, ya, tener maña para estas cosas...
Besos,

Publicar un comentario