lunes, 23 de diciembre de 2013

Literatura y Palomitas (3): El médico.

El martes pasado, tuve la ocasión de asistir al pre-estreno en Sevilla, de la película "El médico", basada en la novela histórica de Noah Gordon, y que se estrenará en los cines españoles pasado mañana, día 25 de diciembre. Al visionado del largometraje, que se proyectó en los cines del Centro Comercial Plaza de Armas, uno de los cines pequeñitos de Sevilla, acudimos aproximadamente 30 personas y durante 150 minutos, pudimos comprobar la calidad y fidelidad (o no) de la película con respecto a tan magistral novela. Y ahora os voy a dar mi opinión.

Póster promocional de la película
en España.
Año: 2013.
Duración: 150 minutos.
País: Alemania.
Género: Aventuras/ Drama.

Director: PhilippStölzl.
Guionista: Jan Berger.

Reparto principal:

Tom Payne - Rob J. Cole.
Olivier Martínez - Sha de Ispaham.
Stellan Skarsgard - Barber.
Ben Kingsley - Ibn-Sina.
Emma Rigby - Rebeca.
Michael Jibson - Mirdin.
Elias M´barek - Karim.
Farhi Yardim - Secretario de la madraza.

Supongo que ya habréis visto el tráiler, pero por si acaso, aquí os lo dejo, para ir abriendo boca:


El médico - Tráiler final español por keane43

Argumento:

En una humilde cabaña de la Inglaterra medieval una mujer sufre tremendos dolores mientras da de cenar a sus tres hijos. En mitad de la noche la mujer muere. Su primogénito tuvo una premonición de su muerte al posar su mano sobre el corazón de su madre. Tras los funerales, los vecinos se reparten las pertenencias de la familia y se llevan a los dos hijos pequeños, dejando al mayor de los tres solo, abandonado a su suerte, por estar demasiado crecido.

El muchacho se las apaña para colarse en el carromato de Barber, un barbero que se gana la vida de pueblo en pueblo. Aunque a regañadientes, el barbero termina aceptando al muchacho e instruyéndolo como aprendiz.

Han pasado los años y Rob Cole, ya adulto y convertido en barbero acompaña a Barber, por referencias de una prostituta, a ver a un médico judío capaz de curar la enfermedad de los ojos (cataratas), que afecta al veterano barbero. Mientras dura la convalecencia de Barber, en su convivencia con los judíos, Rob se interesa por los métodos de éstos, por como fue su aprendizaje y donde obtuvieron sus conocimientos.

Entonces decide viajar a Persia, haciéndose pasar por judío, para estudiar medicina con Ibn-Sina, el más grande de todos los médicos, embarcándose en una caravana que lo llevará hasta Ispaham (no sin ciertas dificultades). En esta caravana conocerá a Rebeca, una joven que viaja a Ispaham por un negocio, de la que acabará perdidamente enamorado.

En Ispaham llega a la madraza, la escuela de medicina donde enseña Ibn-Sina, siendo rechazado por el secretario, que demuestra un odio visceral hacia él solo por ser judío. Pero el destino querrá que, accidentalmente y sin ser consciente de ello, tropiece con el mismísimo Ibn-Sina, expresándole sus deseos de estudiar junto al gran médico, que se encargará de que sea aceptado en la madraza y comience su formación.

Una epidemia de peste bubónica, una guerra de poderes políticos y religiosos, el odio de musulmanes hacia judíos, la imposibilidad de conocer la anatomía interior humana o un amor complicado, serán algunas de las situaciones a las que tendrá que enfrentarse Jessie Ben Benjamin, el judío inglés, durante su estancia en la madraza, en su lucha por convertirse en hakim y hallar una explicación a la enfermedad que mató a su madre muchos años atrás.


Opinión personal. 


Si os soy sincera, cuando supe que se iba a rodar esta película tuve miedo. Todos sabemos que pocas son las ocasiones en las que se hace una buena adaptación de una novela para llevarla a la gran pantalla, casi siempre suelen resultar decepcionantes. Y a mí "El médico", en su día, me gustó tantísimo que, aún sabiendo que la adaptación no se iba a igualar a la novela, me preocupaba que una historia tan buena no fuese aprovechada de la manera adecuada

Desgraciadamente, tal y como me temía, no me equivocaba. Lo que no quiere decir que la película sea mala, por supuesto que no. Es más, salí del cine afirmando que la película me había gustado. Los actores están a la altura, lo hacen francamente bien, especialmente Ben Kingsley, a mí me emocionó profundamente. También es cierto que encarnaba a Ibn-Sina (o Avicena), uno de los conocidos como "padres de la medicina", y como sanitaria que soy en mi vida profesional fuera del blog, es un personaje histórico al que todos los sanitarios le tenemos un especial cariño (a él y a unos cuantos más), porque nuestras profesiones no existirían (o al menos no serían lo que hoy son) si no hubiese sido por hombres como él. Ibn-Sina ha sido el personaje que más me ha calado, más incluso que el propio protagonista, Rob Cole, pero todos lo hacen bastante bien, la verdad. 

En cuanto a la ambientación, tanto por escenarios como por rigor histórico, exceptuando dos errores bastante evidentes (hay alguno más, pero hacen falta ciertos conocimientos más avanzados en arte para detectarlos), para mí es impecable. Sí, hay dos errores gordos, pero el resto está, a mi juicio, perfecto... 

Vamos a la temática del blog ¿y la adaptación? ¿es fiel a la novela?

Pues, la verdad, no. ¿¿¿¿No??? NO, con mayúsculas. Sí, la base del argumento es la misma claro, si no fuese así estaríamos hablando de otra historia con el mismo título. Ya no estamos hablando del caso habitual en las adaptaciones literarias de recortar más de la mitad de la historia por falta de tiempo, sino en cambios más drásticos.

Desde personajes que en la novela mueren y en la película no, a personajes que mueren en otra situación totalmente distinta a como lo hacen en la novela, hasta inventarse totalmente la historia de amor de Rob que, de conocer todos los pormenores, ver su matrimonio, el nacimiento de sus hijos, etc (que vemos en la novela), pasa a ser casi totalmente inexistente, además de precipitada y poco creíble, en la película. Por eso no entiendo bien esa frase de "conocerá el amor" del tráiler, pero en fin... También se echa en falta en la película, la estrecha relación de amistad que mantienen Rob y el Sha de Ispaham, para beneficio de ambos, que en la película se limita simplemente a una cacería y no llegará ni a tres minutos.

En definitiva, la película "El médico", basada en la novela de Noah Gordon, es una mala adaptación de la misma pero como película individual, si nos olvidamos de la novela, está bastante bien y gustará a los amantes de la historia y el arte, porque ya os he dicho que la ambientación y las tomas de paisajes y de la ciudad son verdaderamente deliciosas.

Valoración global: 3.5/5. 

3 comentarios:

Emma Bovary Locaporleer dijo...

qué ganas tengo de verla, aunque su adaptación no sea 100% veraz. Besos.

Carmen Forján dijo...

Cómo me apetecería poder verla ahora mismo, Ro. Las palomitas ya están en casa, falta la peli... Al no haber leído el libro lo de las similitudes o diferencias, me daría igual, jeje.
Besines y ..¡¡Muy Feliz Navidad, guapa!!

Enneas dijo...

No entiendo esa intencion de que las peliculas sean el fiel calco de una novela literaria, por demas comercial. Tanto un producto como otros estan pensados comercialmente, olvidar ese detalle es realmente estupido mas que pecar de ingenuo. La peli es un buen entretenimiento y como literatura elijo algo mejor que entretenimiento, a no confundirce señores, que hoy la mas de los escritores escriben sus libros pensandolos cinematograficamente, y eso no es literatura, es la base para un guion.

Publicar un comentario