sábado, 28 de septiembre de 2013

Lo que encontré entre tus páginas (2): El principito.

¿Os acordáis esa sección que os traje hace bastantes meses en la que os desgranaba las frases que me habían marcado de un libro? Esas frases que se cuelan y te remueven por dentro, con un sentimiento bien de paz, de amor o de angustia ¿por qué no?

En aquel caso os traje un par de fragmentos de un libro de poesía contemporánea y hoy, le ha tocado a un cuento, un famosísimo cuento (calificado para niños pero a mi juicio recomendado para los adultos mejor), "El principito" de Antoine de Saint- Exúpery.


Podéis leer la reseña de esta obra aquí.

Y es que esta obra, como ya os decía en la reseña, es una auténtica joya, y más que desgranaros aquí las frases más significativas o las que más me han marcado, debería colgaros el libro entero pero, como eso no es posible, me conformaré con dejaros unas pocas frases que aparte de su inconmensurable belleza, invitan a la reflexión (de ahí la recomendación para adultos).





A las personas mayores les encantan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo jamás preguntan lo esencial; jamás os dirán:
"¿Cómo es el timbre de su voz? ¿Cuáles son sus juegos preferidos? ¿Colecciona mariposas?", sino que os preguntarán:
"¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos tiene? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?
Solo entonces creerán conocerlo.






Es necesario que soporte dos o tres orugas si quiero conocer las mariposas. ¡Dicen que son verdaderamente hermosas!





-Entonces te juzgarás a ti mismo - le respondió el rey -. Lo cual es aún más difícil que juzgar a los demás; y si logras juzgarte bien, serás un verdadero sabio.





-Adiós -repuso el zorro-. He aquí mi secreto. Es muy sencillo. Consiste en que no se ve bien sino con el corazón, pues lo esencial es invisible a los ojos.
-Lo esencial es invisible a los ojos -repitió el principito, a fin de recordarlo.
-Es el tiempo que has perdido con tu flor lo que la hace tan importante.






-Cuando por la noche mires al cielo, estaré en una de esas estrellas; y como yo reiré te parecerá que todas las estrellas ríen para ti. ¡Tú tendrás estrellas que saben reir!
Y volvió a reir.
-Y cuando te sientas consolado(siempre se encuentra un consuelo)sentirás alegría de haberme conocido. Tú serás siempre mi amigo.

Ahí muchísimas más, tantas que podríamos hacer esta entrada muy larga. Pero lo mejor es que vosotr@s os adentréis en sus páginas y conozcáis (u os reencontréis) con el principito.

0 comentarios:

Publicar un comentario