miércoles, 15 de mayo de 2013

Bookcrossing: dudas frecuentes.


Hoy os traigo una entrada que no tenía ni apuntada en mi lista particular (que suma ya alrededor de 40 entradas pendientes, desastre total vamos), pero en vista del aluvión de preguntas que me han planteado en las últimas semanas he decidido publicar, ya no solo para información a nivel local (pues esa la he dado ya por distintos métodos) sino para todo el mundo. Hace algo más de un año ya hice una entrada parecida pero bueno, vamos allá. Hoy vamos a hablar de... BOOKCROSSING.



¿Qué es el bookcrossing? ¿En qué consiste?

No me voy a meter en historia ni fechas ni nada parecido. Lo voy a explicar como se lo explico a la gente que alguna vez me ha preguntado en las distintas liberaciones y demás. Bookcrossing es una iniciativa en la que, distintas personas (bien uno mismo o donantes ajenos a esta actividad) que reúnen una serie de libros de los que, por distintos motivos, no van a volver a hacer uso y se van soltando en distintos puntos de la ciudad para que otra persona pueda leerlos.

¿De dónde salen los libros que se destinan a bookcrossing?

En su gran mayoría, de bibliotecas privadas. Son libros que por alguna razón, sus dueños han decidido desprenderse de ellos y antes que tirarlos o dejarlos abandonados acumulando polvo, los donan a personas practicantes de esta actividad para que los liberen y puedan ser aprovechados por otras personas. O bien, de las bibliotecas privadas de los mismos practicantes de Bookcrossing.

¿Cualquier persona puede liberar libros o tiene que ser alguien registrado en la actividad como participante?

Por supuesto, pero si es recomendable que estés registrado en la web oficial de Book-crossing si quieres tener alguna oportunidad de seguirle la pista a alguno de los libros que liberes. Pero esto no es un requisito indispensable, de hecho hay entidades (como por ejemplo el Ayuntamiento de Sevilla) que hacen liberaciones esporádicas de libros, sin registro previo.

Entonces, ¿para qué sirve la web de Book-crossing?

Básicamente, y si eres afortunad@, para poder seguir un poco la pista de ese libro que un día soltaste, con la esperanza de que alguien le saque provecho. Para saber si se queda en tu misma ciudad o si viaja a otros lugares, si le ha gustado a quién lo ha encontrado, si va a quedárselo o lo va a soltar nuevamente para que continúe su viaje, etc.



He encontrado un libro en la calle ¿cómo sé si pertenece al movimiento Bookcrossing o no?

Normalmente todos los libros registrados en Bookcrossing se caracterizan por llevar pegada en su cubierta una etiqueta en la que lleva apuntado un número. Este número se denomina BCID, y es como el DNI del libro, su identificación única y exclusiva. Cuando introducimos ese número en la web oficial de Bookcrossing, podemos ver quien lo liberó por primera vez, dónde, por cuantos sitios ha pasado, quien lo ha leído y qué le ha parecido. Asimismo podemos añadir donde lo hemos encontrado y bajo en que circunstancias y que nos ha parecido a nosotros tras su lectura. Diríamos que es su "bitácora de viaje".

Pero obviamente no todos los libros llevan etiqueta, tal es el caso de los libros liberados por Ayuntamientos (como el caso que cité anteriormente) o los particulares que no desean registrarse en la web.

Entonces ¿puedo cogerlo?

¡Claro! ¡Está ahí para que lo cojas, te lo lleves y lo leas! Recuerda que el antiguo dueño de ese libro lo ha puesto ahí con la intención de que otra persona pueda leerlo, así que si te encuentras un libro Bookcrossing y te apetece cogerlo, no te cortes y llevátelo.

Y si me lo llevo ¿tengo que seguir algún procedimiento con él?

Obligatorio no es, pero si puedes introducir su número BCID en la web oficial de Bookcrossing y decir donde lo has encontrado, o que te ha parecido, una vez leído. Recuerda que nadie va a decirte nada después, el/la dueñ@ de ese libro lo ha soltado para que otro lo disfrute, sea quién sea.

Muchos son los libros que se liberan y son recogidos pero no vuelven a dar señales de vida. Os aseguro que a quién soltó ese libro que habéis encontrado en el autobús, el metro o un banco del parque, le hará mucha ilusión saber que ha llegado sano y salvo a las manos de otra persona.



¿Y si después de leído deseo quedarme el libro para mi colección? ¿Tengo que volverlo a soltarlo?

Para nada. Si lo deseas, puedes quedártelo sin problemas, nadie va a reclamarte nada. Si te gusta y deseas quedártelo, puedes hacerlo libremente, y si no es así, lo puedes volver a liberar para que continúe su viaje.

****************************************

Para finalizar, recordaros que todo esto, tanto el registro en Bookcrossing como el sumarte a cualquier actividad que se organice desde el grupo Bookcrossing de tu ciudad (que en algunas los hay) son totalmente gratuitas y que puedes asistir a las distintas liberaciones que se organizan sin necesidad de que tu tengas que deshacerte de ninguno de tus libros.

Creo que con esta entrada he respondido más o menos a las cuestiones más frecuentes que me plantea la gente pero si tienes alguna duda, no dudes en preguntármela, tanto aquí por comentarios como por correo electrónico estaré encantada de responderos.

1 comentarios:

Carmen Forján dijo...

Lo conozco pero soy incapaz, lo siento. No puedo deshacerme de ninguno de mis libros, y menos dejarlo así, sin saber en qué manos caerá...
Besos,

Publicar un comentario