miércoles, 29 de febrero de 2012

Los hijos del vidriero - María Gripe

¡¡Buenas tardes casi noches, bloggers!!

Casi un mes desaparecida pero avisé de ello jeje y ahora que ya ha terminado el Carnaval vuelvo a la carga. Hoy os traigo otra de las muchas reseñas que tengo atrasadas, esta vez de un libro infantil que leí junto con los chicos de mi club de lectura del cole.

Se trata de "Los hijos del vidriero" de María Gripe, un libro que muchos de vosotros (incluída yo, por supuesto) habréis leído casi con seguridad durante vuestra infancia. Como es la segunda reseña de una obra de esta autora que aparece en el blog, no voy a volver a publicar su biografía, puesto que ya la colgué en la reseña de "Los escarabajos vuelan al atardecer".


Pero por si aún no sabes quién es Maria Gripe puedes leer su biografía
aquí.

Y ahora continuemos con la reseña:


Título: Los hijos del vidriero.
Autora: Maria Gripe.
Editorial: Ediciones SM/Ediciones del Prado
Año de publicación: 1993
Formato: Rústica, tapa dura
Nº páginas: 191
Género: Infantil

Sinopsis.

Cierto día, dos niños, Klas y Klara, los hijos del vidriero, son arrancados del hogar entrañable y pobre de sus padres y conducidos a una fantástica y resplandeciente mansión. El Señor de la Ciudad de todos los Deseos los había secuestrado, como regalo para su bella y desgraciada esposa.

Cuando la vida de los niños está en peligro, interviene Aleteo Brisalinda, una hechicera de ojos verdes-menta, ayudada por su cuervo Talentoso.

Los personajes.

No voy a mencionarlos a todos, solamente voy a nombrar a los que tienen mayor relevancia en el argumento del libro.

Klas y Klara: dos pequeños, hermanos, que un día desaparecen del hogar de sus padres sin dejar ni rastro.
Albert: es el padre de Klas y Klara, vidriero de profesión, deambula de feria en feria con el objeto de vender sus productos.
Sofía: es la madre de los pequeños y esposa de Albert. Un día, en una feria, es advertida de que algo grave va a suceder, pero ella decide no hacer caso de ello. Finalmente, tendrá que tragarse su orgullo y pedir ayuda a la misma persona que le advirtió, para que encuentre a sus hijos.
Aleteo Brisalinda: es una hechicera que monta un puesto donde lee la buenaventura y vende alfombras en las ferias. En una de estas ferias advierte a Sofía del peligro que corren sus hijos, pero ésta decide ignorarla, aunque luego será enviada a rescatar a los pequeños.
Nana: es la institutriz contratada para el cuidado y educación de los niños en su nueva vida, para los pequeños un auténtico monstruo.

Opinión personal.

Como siempre, la evaluación del formato. Me parece adecuada, puesto que es un libro no muy grueso, con tapas duras, lo que permite a los chicos llevarlo en la mochila sin que se estropee mucho. Las páginas son de un grosor considerable, lo que hace que pasar las páginas sea bastante más fácil que un papel más fino.

La portada lleva el mismo dibujo que podéis ver en la foto que he colgado al inicio de la reseña, la imagen de la hechicera protagonista, Aleteo Brisalinda, con la jaula de su cuervo Talentoso en la mano.

Repito en cuanto a mi opinión respecto a las obras de esta autora: si tuviese quince años menos probablemente me hubiesen encantado. Se trata de literatura infantil, muy adecuada para edades comprendidas entre los 9 y 12 años, de ahí su fluidez y rapidez en lo que a la acción se refiere. Es un libro muy sencillito, con ilustraciones en blanco y negro en algunos capítulos, que se lee muy rápido, sin llegar a cansar.

A mi juicio, ahora que ya pasé la infancia hace mucho, es un libro entretenido, para pasar el rato leyendo, pero sin llegar al punto de convertirse en un libro interesante, aunque tengo que decir que a todos los chicos del club de lectura les gustó bastante, incluso más que "Los escarabajos vuelan al atardecer". A mí particularmente, me ocurrió al revés, me gustó más el primero, por la carga de misterio que la autora le imprimió al argumento.

Valoración global: 6/10.

martes, 7 de febrero de 2012

Tal día como hoy...

... pero del año 1812 nacía Charles Dickens.


Hoy se celebra el bicentenario del nacimiento del novelista inglés, con numerosos actos y homenajes no solamente en Inglaterra, sino en distintos países del mundo.

Charles Dickens se caracterizó por imprimir en sus novelas ciertas dosis de humor e ironía, a la vez que realizaba una aguda crítica social.

Comenzó la publicación de sus novelas, tal como hiciera Alexandre Dumas, en distintas entregas. Es autor, entre otras obras, de:

- Papeles póstumos del Club Pickwik.
- Oliver Twist.
- Cuento de Navidad.
- David Copperfield.
- Casa desolada.
- Historia de dos ciudades.
- Grandes esperanzas.

Muchas de las cuales, como ya sabéis, han sido adaptadas a la gran pantalla.

Desde "La vida entre páginas" también quiero sumarme al homenaje al gran novelista y durante el presente año os traeré las reseñas de varias de sus obras.