lunes, 31 de diciembre de 2012

Balance Literario 2012.


¿Preparados para empezar 2013 con buen pie?

Hoy, último día del año os traigo una macroentrada con el resumen/balance del blog este año, vamos un batiburrillo de todo lo que debería haber ido posteando estos días y que no lo he hecho jajaja. Lo primero, daros las gracias a todos y cada uno de los que habéis decidido seguir este blog, participéis más o menos, a día de hoy somos 112 (conmigo claro jeje), una cifra nada despreciable. A todos, gracias!!

Y vamos a pasar ya al resumen:

He leído un total de 23 libros (bastante poquitos si comparamos con casi toda la blogosfera), de los cuales faltan 9 por reseñar aún. Os las iré colgando poco a poco.


Respecto a los retos, desafíos y demás, desastre total, solo he cumplido uno de los tres a los que me apunté, desde aquí pido disculpas a los distintos organizadores por ser tan… impresentable, pero con el tiempo que tengo al final no he podido cumplir con todo el mundo. Ya he aprendido la lección para este año… o no, jajaja. Para este próximo año he decidido apuntarme a bastantes más, algunos más fáciles que otros, os los iré trayendo en los próximos días.

Y rápidamente os voy a hacer un pequeño repaso de mis lecturas de este año (en negrita os dejo los libros cuya reseña aún falta por colgar):

•Rubí – Kerstin Gier: decidí leer esta saga porque me tocó en un sorteo la tercera y última parte de la trilogía. No iba decidida porque tenía asumido que la novela juvenil no era para mí pero… donde dije digo, digo diego… Una saga estupenda y original, apta para todas las edades.

•Zafiro – Kerstin Gier: la continuación del anterior, nada más que no haya dicho ya.


•El experimento – Sebastian Fitsek: Un libro interesante, y un poco estresante a ratos, propio de los psicothrillers.

•Las ranas también se enamoran – Megan Maxwell: uno de los mayores chascos que me he llevado este año. La demostración de que las expectativas a veces pueden hacer mucho daño.

•Intriga en Bagdad – Agatha Christie: entretenida sin más.

•Las tarántulas venenosas no siempre devoran a los dioses griegos – Raquel Antúnez Cazorla: porque a veces el chick-lit también puede gustar a una insensible como yo jejeje.

•El club de los corazones solitarios – Elizabeth Eulberg: esto…. Dejémoslo correr.

•La marca de Caín: Mística y peligrosa – Cash Cole: la reseña os la dejé ayer, poco más que añadir.


•Bécquer eterno – Carmen Ferreiro Esteban: una novela que podía haber dado mucho de sí con un enfoque bien distinto.

Concubinas – Inma López Silva: otra novela que podría haber sido muy buena con una estructura más elaborada.

•Crónicas mágicas: Dimathian – María Orgaz Bueno: una novela juvenil con mucho potencial si se corrigieran ciertos aspectos. Y de hecho sé que la autora tomó nota de las críticas y la ha re-escrito.

Veinte años después – Alexandre Dumas: excesivamente larga, llegó incluso a aburrirme. Me da hasta miedo continuar la saga.

Manuscrito en el tiempo – Lucía Solaz Frasquet: buena para pasar el rato, entretenida.


El principito – Antoine de Saint-Exúpery: un básico que todo el mundo debe leer alguna vez en su vida, siendo ya adulto, para ver la vida de otra manera.

•Redes de pasión – Raquel Antúnez Cazorla: la novela que ha reafirmado a esta autora como mi descubrimiento del año. Muy buena, una novela a caballo entre la romántica y el misterio, para los que no nos gusta mucho el azúcar jeje.

•La otra cara del espejo – Laura López Alfranca: la carta de presentación de una autora que sin duda, puede llegar a ser una de las grandes del terror en nuestro país.

•La sangre de los inocentes – Julia Navarro: ni fú ni fá.

•Esmeralda – Kerstin Gier: el punto final de la trilogía que comencé en enero. Un pelín desfasado a ratos pero la saga en sí, como he dicho, es muy recomendable.


El hundimiento del Titán – Morgan Robertson: No nos creamos todo lo que nos vendan… ahí lo dejo.

El privilegio de ser perro – Juan Diego Botto: otro libro que sirve para darte cuenta de lo injustos que podemos ser a veces.

Las eternas – Victoria Alvárez: estupenda novela juvenil, otro descubrimiento, éste de final de año casi.

El coleccionista de niños – Stuart MacBride: mi reconciliación, después de varios años, con la novela negra. Excelente, tanto que en el 2013 continuaré con la saga, sin pensármelo.

La noche en que Frankestein leyó el Quijote – Santiago Posteguillo: un libro curioso y entretenido, que a mí particularmente me ha dejado cierto sabor agridulce.

Aparte de esto he leído otros dos libros, en los que he tenido el honor de dar mi opinión a sus autores y ayudar en la corrección, aún antes de ser publicados:

* El año que murió Raquel Meyer - Francisco Espriú Juncá.
* Relatos para dormir... o no - Juan Marín Hernández.

A ambos, gracias por confiar en mí para algo tan importante como vuestros libros. Ya os hablaré más adelante de ellos.

Y ya para terminar, como hice el año pasado, os voy a dar cuatro títulos: los dos mejores de lo que he leído este año y los dos peores (para mi gusto).

Lo peor:

1. La marca de Caín: mística y peligrosa - Cash Cole.


2. El club de los corazones solitarios - Elizabeth Eulberg.


Lo mejor:

1. El coleccionista de niños - Stuart MacBride.


2. El principito - Antoine de Saint-Exúpery.


Y ya solo me queda desearos un Feliz 2013 plagado de buenas lecturas!! (y salud, trabajo y dinero ya que estamos jejeje)



1 comentarios:

Carmen dijo...

Es que El principito es una delicia. Y de los retos ni te preocupes, si se cumplen bien y si no pues también, jeje.
Besos,

Publicar un comentario