viernes, 18 de mayo de 2012

El libro del momento: Mientras duermen los murciélagos - Emilio Aragón Bermúdez.


¡¡Buenas tardes Bloggers!! Hoy es viernes, ¿cómo se os plantea el finde? Espero que mejor que el mío, que hoy estoy pachucha, por lo que no voy a salir de casa y mañana me toca trabajar todo el día...

Hoy os traigo otra entrega, la tercera si no me equivoco de "el libro del momento". Os recuerdo que en esta sección iba a ir apareciendo, de forma bastante esporádica, libros que para mí fuesen tentaciones (no necesariamente tienen por qué ser libros muy esperados por la mayoría, algunos sí y otros no tanto, no todos tenemos los mismos gustos en lo que a temáticas y géneros se refiere jeje) y que por supuesto serán reseñados algún día en este blog.

De hecho, la reseña del primer libro que ocupó esta sección "Las ranas también se enamoran" de Megan Maxwell, ya está entre las pendientes de publicar, pues lo terminé hace algunas semanas y de los dos libros de la segunda "El temor de un hombre sabio" de Patrick Rothfuss, ya está en mi poder esperando ser leído.

Y hoy os traigo, nada más y nada menos que la novela recién publicada de Emilio Aragón Bermúdez, al que todos conocemos como Miliki.


Este libro me llamó la atención en principio por dos razones:

1. El autor. Como muchos niños en España, yo crecí con la figura de Miliki en su mayor auge en nuestroo país. Por aquel entonces ya había dejado atrás la etapa de los payasos de la tele junto a sus hermanos (esa fue la generación de mi hermano mayor) pero Miliki tenía un popular programa de televisión junto a su hija Rita y que emitian diariamente, además de haberlo visto año tras año en el circo cuando llegaba la Feria de mi ciudad. Por lo que este hombre a mí me trae recuerdos muy felices de mi niñez, me parece un personaje entrañable al que recuerdo con mucho cariño.

2. La portada. En serio, lo mío con las portadas es grave. Como me enamore de una portada, mal vamos. Mal para mi bolsillo evidentemente jejeje. Una carpa de circo (con la magia que a mí me transmite todo el mundo del circo, es inevitable que no me gustase) colocada sobre un mapa de España, un coche, una bandera nazi y unos aviones sobrevolandola... Es cuanto menos intrigante ¿no creéis? Al menos a mí me intrigó a pensar qué relación podía haber entre una cosa y otra, cosa que sin duda te conduce a leer la sinopsis, que dice lo siguiente:





"Berlín, 1945. Un bombardeo aliado destruye la Casa del Artista en la que viven grandes figuras del espectáculo ya retiradas. Juan Carlos Barrachina, considerado el mejor trapecista del mundo, es el único joven que se encuentra allí durante la catástrofe, y toma la decisión de huir rumbo a España junto con los diecisiete ancianos supervivientes. Se inicia así un inquietante viaje en autobús por la Alemania nazi, la Francia ocupada y la España de posguerra. Además, la Gestapo los persigue por la desaparición de un misterioso sobre perteneciente al mismísimo Führer.

Tierna, emocionante, genial y divertida, Mientras duermen los murciélagos es un conmovedor alegato en favor de los sueños, con el mundo del circo como telón de fondo".

Una novela con contenido histórico (¡con lo que a mí me gusta la novela histórica!) aunque no sea precisamente mi etapa preferida de la historia, pero el caso es que esto me ha valido para desear tenerla entre mis manos, lo que sucederá en breve, de eso estoy segura.

Y a tí ¿qué te parece la nueva novela de Miliki?

4 comentarios:

Tatty dijo...

Me gusta mucho la portada pero en cambio el autor no me convence, será porque estoy acostumbrada a ubicarlo en otro ámbito, esperaré a ver alguna reseña
besos

Carmen dijo...

Pues a ver qué nos comentas tú. Inicialmente no me atraen estos escritores multidisciplinares...
Besos,

Emilio feijoo dijo...

Llevo como 24 páginas leidas nada más pero ya tengo desde el primer momento la sensación de haber acertado!. Enhorabuena Miliki

Kayena dijo...

Lo tengo en casa, pendiente de lectura y, como a ti, también me atrajo por su portada y por su escritor. De vez en cuando hay que dejarse de prejuicios, más que nada porque el hecho de que alguien haya triunfado en un arte, no significa que pueda hacerlo en otro ¿verdad?

Un beso.

Publicar un comentario