domingo, 1 de abril de 2012

Sputnik, mi amor - Haruki Murakami (Reseña).

¡¡Buenas noches Bloggers!!

Después de un tiempo en el que casi no he podido actualizar debido a los preparativos de la boda de mi hermana, una vez pasada vuelvo al blog, esta vez con una nueva reseña, concretamente con mi estreno en la literatura asiática, Sputnik, mi amor, de Haruki Murakami.

Como es el primer libro de este autor que se reseña en el blog, pues como siempre, os lo presento:

Haruki Murakami (Kioto, 1949) estudió literatura en la Universidad de Waseda. Es uno de los pocos autores japoneses que ha dado el salto de escritor de culto a autor de prestigio y con grandes ventas tanto en su país como en el exterior. Su peculiar universo narrativo, cargado de una sensualidad de turbadora belleza y fruto de una imaginación portentosa, lo ha convertido en un autor de referencia en todo el mundo.


Ha recibido numerosos premios. Ha sido distinguido con la Orden de las Artes y las Letras por el Gobierno español, y ha recibido recientemente el XXIII Premi Internacional de Catalunya 2011, que otorga la Generalitat de Catalunya.

Otras novelas de este autor son: Crónica del pájaro que da cuerda al mundo; Al sur de la frontera, al oeste del Sol; Tokio blues. Norwegian Wood; Kafka en la orilla; After Dark; El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas, y 1Q84, así como el volumen de relatos Sauce ciego, mujer dormida y el libro De qué hablo cuando hablo de correr, uno de sus textos más personales.

Pues una vez hechas las presentaciones, pasemos a la reseña:


Título: Sputnik, mi amor.
Autor: Haruki Murakami.
Editorial: Tusquets Editores.
Año de publicación: 2008.
Formato: Tapa blanda bolsillo
Nº páginas: 248.
Género: Narrativa contemporánea.
ISBN: 9788483835166
Precio: 7.95€.

Sinopsis.

"Perdidos en la inmensa metrópoli de Tokio, tres personas se buscan desesperadamente intentando romper el eterno viaje circular de la soledad; un viaje parecido al del satélite ruso Sputnik, donde la perra Laika giraba alrededor de la Tierra y dirigía su atónita mirada hacia el espacio infinito. El narrador, un joven profesor de primaria, está enamorado de Sumire, a quien conoció en la universidad. Pero Sumire tiene una única obsesión: ser novelista; además se considera la última rebelde, viste como un muchacho, fuma como un carretero y rechaza toda convención moral. Un buen día, Sumire conoce a Myû en una boda, una mujer casada de mediana edad tan hermosa como enigmática, y se enamora apasionadamente de ella. Myû contrata a Sumire como secretaria y juntas emprenden un viaje de negocios por Europa que tendrá un enigmático final."

Los personajes.

La novela se centra principalmente en tres personajes, por lo que yo voy a hacer lo mismo:

Sumire: es una chica un tanto especial, que abandona sus estudios en la universidad para cumplir su sueño de ser escritora. En mitad de una especie de crisis creativa conoce a Myu en una boda y comienza a trabajar para ella como secretaria con el fin de conseguir dinero hasta que pueda cumplir su sueño y de estar cerca de ella, pues se enamora de ella nada más verla.

Myu: es una empresaria que se dedica a la importación y exportación de vinos. Un día conoce a Sumire en una boda y le parece una chica con tanto potencial que decide contratarla como secretaria personal. Lo que no sabé es que debido a la estrecha amistad que entabla con la chica, ésta termina enamorándose de ella hasta un punto inimaginable.

Narrador: obviamente, como indico en el nombre (pues su verdadero nombre jamás se revela en la novela), es el que cuenta la historia. Es un profesor, amigo de Sumire y enamorado de ella. A él le cuenta todos sus secretos, sus sentimientos y también a él recurrirá Myu en busca de ayuda.

Opinión personal.

Este libro lo leí en formato electrónico, por lo que en la evaluación del aspecto no hay mucho que decir, solamente destacar que el archivo venía sin portada (la utilizada para la reseña es una que he tomado de internet) y que la letra era excesivamente grande, lo que me obligaba a reducir el tamaño para podel leerlo cómodamente. Por lo demás bien, por eso pasemos a lo realmente importante de la novela, el argumento.

Respecto al contenido de la novela he de decir que me sorprendió. Con ella me he estrenado en la literatura oriental, pues aunque me habían hablado ya de ciertos autores asiáticos, nunca había leído nada de ninguno, hasta que en el Club de lectura decidimos leer a Murakami.

Lo primero que debo decir de esta novela es que me ha desconcertado en varios puntos durante su lectura, y aún hoy, ya pasados un par de meses desde que la terminé (sí, voy super atrasada con las reseñas, lo sé) hay algunos pasajes del libro a los que no he logrado encontrar una explicación lógica y razonable. A veces llegué incluso a pensar que qué es lo que fumaba Murakami para escribir lo que estaba leyendo jeje.

Atención spoiler:

Porque ¿qué ocurrió en la noria? ¿Que es lo que vió Myu cuando estaba en lo alto de la noria para que de la impresión se le quedase el pelo completamente blanco y de golpe? ¿Existe alguna base científica que demuestre que eso puede ser posible? O ¿por qué el Zanahorio robaba grapadoras? ¿Que sentido tenía robar grapadoras?

Aunque de toda la novela lo que más intrigada me dejó fue el pasaje de la noria y el final.

Y si algunos pasajes me plantearon interrogantes, ya no os hablo del final. El autor no cuenta exactamente lo que ocurre al final de la historia, sino que lo deja a la libre interpretación de cada uno. Yo creo que entendí bien el libro e interpreté el final al que el autor quería que llegasen sus lectores cuando escribió la novela, pero cuando la comentamos en el Club de lectura pude comprobar que, aunque algunos de los integrantes del mismo compartían mi misma opinión, otros habían interpretado el final del libro de una forma totalmente distinta. Esto es algo que me dejó bastante perpleja, la verdad.

A día de hoy os digo que el libro me ha gustado, puesto que la historia me parece original, aparte de ser una novela que no llega a cansarte de leerla, es muy facilita de seguir y como tampoco es muy larga se lee bastante prontito. Además ese final en el aire, dejándolo a libre interpretación de cada uno también me ha gustado, aparte de ser una novela que me hizo reflexionar durante varios días. Aunque si me hubiéseis preguntado cuando lo acabé, probablemente no habría contestado lo mismo.

No ha sido una novela que me deje con ganas de leer más de Murakami inmediatamente, no os lo voy a negar, pero creo que dentro de algún tiempo le volveré a dar la oportunidad a este autor.

Valoración global: 7.5/10.

3 comentarios:

Patricia O. (Patokata) dijo...

Hola Ro, que bueno saber de tí!!
Muy buena entrada, te cuento que me encanta este autor a partir de que lo leí en Tokio Blues, gracias a mi club de lectura; anteriormente había leído un relato llamado Por Falta de Palabras. A mí personalmente me gusta mucho la narrativa de Murakami que si bien es algo cruda y por momentos te desconcierta no pierde esa poética propio de su cultura. Por lo que cuentas con este libro y lo que leí en Tokio Blues, al parecer tiende a dejar un final abierto al lector; a veces te ofrece cierta pista de lo que pudo haber sucedido con alguno de sus personajes al iniciar la historia.
En cualquier momento estaré leyendo este, aunque tengo pendientes también Crónicas del Pájaro...y De qué Habló...

Gracias por tan buena reseña, despertó aún más mi curiosidad!

Besos

Doña Ratona dijo...

Es un libro de LITERATURA, por lo tanto se puede recurrir a elementos de FICCIÓN o FANTASÍA e incluirlos de la manera que sea. La Literatura es un arte y se le concedes los permisos de este. El libro es muy bueno, al igual que el Escritor. Lástima que libros tan buenos caigan en manos de personas que no los saben apreciar como es.

Perla dijo...

Hola! No he soltado a Murakami desde 1Q84. Estoy leyendo After Dark, y leí El fin del mundo y Tokio Blues. Sputnik, mi amor, ha sido para mí uno de los libros mas flojos del autor, pero no es tan malo. Respecto a lo de Zanahoria, yo lo interpreté como que el sabía lo que pasaba entre su madre y su maestro. Era una manera de decir "lo sé". Ojalá tengas oportunidad de leer El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

Saludos!

Publicar un comentario