domingo, 18 de septiembre de 2011

Mi colaboración en la Revista Mundo Vampírico (Septiembre).


¡¡Buenas tardes bloggers!!

¿Cómo llevais el fin de semana? ¿Habéis disfrutado del último fin de semana del verano? Hoy no sabía con qué actualizar, estaba entre subir una reseña o publicar algo de lo que tengo escrito pero como acabo de enviar mi colaboración para el número de Octubre de la Revista Mundo Vampírico he decidido finalmente colgaros el artículo que envié para el número de este mes. Si aún no has leído la revista puedes descargar el Nº4 AQUÍ.

Bueno pues en el número de Septiembre hice mi aportación con un artículo sobre Turismo Vampírico. Su contenido es más informativo que literario, pero es que como sabía que otros colaboradores se iban a encargar de enviar relatos y reseña de libros decidí hacer este tipo de artículo para que la revista fuese un poco más heterogénea. Además de que ahora, que tan de moda están, el turismo vampírico está muy en boga. Podría haberlo hecho más largo, porque tuve que resumir mucho la información sobre los distintos lugares que hablo, pero no era plan de ocupar toda la revista con un solo tema jejeje. ¡¡Espero que os guste!!

TURISMO VAMPÍRICO: TRANSILVANIA.

Transilvania es una región histórica localizada en el centro de Rumanía, situada en una meseta rodeada por la cordillera de los Cárpatos. La capital de dicha región es Cluj-Napoca y dos de sus ciudades principales son Brasov y Sibiu.



Transilvania ha sido considerada una región legendaria, con imponentes castillos y una historia agitada. Estas son algunas de las razones que ha llevado a Transilvania a convertirse en uno de los principales destinos del hoy llamado turismo vampírico, una actividad que cada año aumenta el número de adeptos y en pleno apogeo en los últimos años.

Una de las principales atracciones de la región de Transilvania se encuentra en la ciudad de Brasov. Hablamos del castillo de Bran, la supuesta residencia de Vlad Tepes, que inspiró al personaje de Drácula de la novela de Bram Stoker.

¿Quién fue Vlad Tepes?

Vlad III más conocido como Vlad el Empalador fue príncipe de Valaquía (al sur de Rumanía) que fue famoso por castigar a sus enemigos y a los traidores. Hoy día es considerado héroe nacional en Rumanía por ser un duro defensor de los intereses y la independencia del país.


Tenía especial predilección por el empalamiento, de ahí su apodo, una técnica de tortura y ejecución que consistía en introducir un palo de aproximadamente 3.5 metros de longitud por el recto, fijarlo a la carne a través de clavos y levantarlo para que la víctima muriese lentamente. Dice la leyenda que entre 10000 y 40000 personas murieron de este modo a manos de sus hombres.

Era hijo de Vlad Dracul (“Dracul” en rumano significa “demonio”) quién fue apaleado y asesinado por el conde Juan Hunyadi, con el apoyo de los boyardos, hecho que hizo que Vlad odiase eternamente a este pueblo. Una de sus múltiples acciones de empalamiento masivo fue en venganza hacia ellos. Vlad invitó a los boyardos a una gran cena de Pascua, rogándoles que llevasen a la misma sus mejores galas. Tras ésta, mandó empalar a los más viejos mientras que los más jóvenes fueron obligados a ir a pie hasta un castillo en ruinas en un monte cercano al río Arges. Muchos perecieron en el camino, pero los que llegaron con vida fueron obligados a construir el castillo de Drácula, muriendo de agotamiento durante meses.

La figura de Vlad Tepes ha servido en la literatura y el cine de terror como modelo de vampiro, ya que se dice que bebía la sangre de sus víctimas en copas mientras comía delante de los empalados.

Tradicionalmente se ha considerado el monasterio de Snagov como el lugar de enterramiento de Drácula, y ciertamente, se encuentra allí una tumba con su nombre, junto al altar, aunque en su interior solamente se han encontrado restos animales. La posible explicación de esto es que los monjes griegos que ocuparon el monasterio no quisieron que un personaje tan despiadado estuviese enterrado en el lugar más sagrado del mismo, así que sacaron sus restos y los enterraron en otra tumba junto a la entrada. Esa tumba se derrumbó por efecto de una riada y los restos de Drácula se perdieron en el lago.

Por todo el principal foco de turismo vampírico en Rumanía gira en torno a la figura del Conde Drácula, inspirado en Vlad Tepes, siendo los destinos habituales los siguientes:

Castillo de Bran (Brasov):


Es una fortaleza medieval situada cerca de Brasov (Transilvania), considerado monumento nacional. Fue construido por los caballeros de la Orden teutónica en 1212, está emplazado en la frontera entre Transilvania y Valaquía y su arquitectura es única. Este castillo es famoso por la creencia de haber sido residencia de Vlad el Empalador en el siglo XV. Sin embargo no hay evidencias de que hubiese vivido realmente allí y según la mayoría de las versiones, Vlad pasó solamente dos días en dicha fortaleza, y los pasó encerrado en una mazmorra.

El castillo está abierto para los turistas, quienes pueden ver de forma autónoma su interior o una parte del mismo con tour guiado. En el exterior del castillo hay ejemplos de tradicionales casas rumanas. Los propietarios actuales y las autoridades insisten en rechazar el mito de Drácula, y prohíben explotar el castillo como parque temático sobre el personaje, lo que le resta mucho de su atractivo.

Sighisoara:


Es una bella ciudad situada en plena cordillera de los Cárpatos, que ha conservado de una manera ejemplar las características de una pequeña ciudad medieval fortificada, motivo por el cual fue declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad. Fue la ciudad natal de Vlad Tepes y su imagen aparece en cada una de sus esquinas.

Por las calles de Sighisoara puedes realizar rutas turísticas que te llevan al museo de torturas, un antiguo calabozo y la antigua casa de Tepes, hoy convertida en restaurante cuya especialidad es conocida como “tapa del Conde”.

Como curiosidad en esta ciudad destaca la Torre del reloj, del que salen siete figuras de madera que recuerdan los días de la semana y asoman puntualmente cada medianoche para recordar que ha llegado la hora de los vampiros.

Isla de Snagov:

Situada a 40 km de Bucarest en la ciudad de Snagov, en mitad de un lago. En esta isla se encuentra un monasterio donde, como se dijo anteriormente, se encuentra la tumba de Vlad Tepes.

No existe ningún barco que traslade a los turistas desde la orilla del lago hasta la isla, por lo que debes hacerlo entendiéndotelas con los habitantes de la ciudad para que alguno, por un módico precio, te acerque hasta la misma en sus barcas particulares.

El monasterio está bastante bien conservado. Su principal atractivo (y medio de financiación) es la tumba, bastante austera: Un rectángulo en el suelo con flores y velas encima.


Conde Drácula Club (Bucarest):

Es un local de Bucarest con bar y restaurante, ambientado en la célebre novela de Bram Stoker y muy influenciado por la visión que Coppola dio de la misma en su adaptación a la gran pantalla. Es un edificio atrayente para las “criaturas de la noche”. De su fachada fluye sangre a borbotones, con dos antorchas reales en la puerta. Incluso las farolas cercanas al local aparecen cubiertas de sangre.


El interior está decorado de una forma rústica, con mesas de madera, animales disecados, una chimenea…

El menú del local es bastante peculiar, con ilustraciones de la película de Coppola. Cada plato tiene un nombre de algún personaje de la novela (Van Helsing, Rendfield) o de lugares emblemáticos de la misma (El paso del Borgo), con una pequeña descripción basada en fragmentos de la novela, pero sin decir nada en cuanto a los ingredientes que los componen. Por ejemplo, el plato Rendfield es presentado con forma de rata, y las críticas dicen que está verdaderamente bueno. Durante la cena, el restaurante está ambientado con luces de velas y la banda sonora de la película de fondo, mientras una voz va narrando la novela. Además podrás recibir durante el transcurso de la
velada, la visita del mismísimo “Conde Drácula”.

Otras salas del local son la biblioteca y la cripta, donde puedes coger réplicas de las espadas que aparecen en la película e incluso introducirte en el ataúd del Conde. El Conde Drácula Club es conocido por organizar las mejores fiestas vampíricas del lugar.

A continuación os dejo un vídeo que encontré en youtube durante la realización del artículo sobre el Club Conde Drácula y que evidentemente al ser una revista no fue incluido en el mismo. Está en inglés, pero os podéis hacer una idea de cómo es el sitio realmente:



(Todas las imágenes utilizadas fueron tomadas de distintas webs)

0 comentarios:

Publicar un comentario