domingo, 14 de agosto de 2011

Mi experiencia en el Maratón de Escritura.

¡¡Muy buenas tardes Bloggers!!

Espero que esteis descansando de este fin de semana, para algunos más largo de lo habitual debido al puente y para mí... bueno, para mí da igual porque sigo de vacaciones jijiji...

Si el lunes colgaba mi entrada con una imagen del comienzo de una carrera, finalizo la semana haciendo lo propio... colgando una de la llegada a la meta, pues eso es lo que he hecho, he finalizado con éxito mi Maratón de Escritura. Y esta entrada no es más que para contar mi experiencia, algo a lo que me comprometí puesto que lo que he escrito durante toda esta semana va a ser presentado a distintos concursos y no puede haber sido publicado de antemano.



En total han sido siete días y el único objetivo, como ya os conté era escribir un mínimo de cinco páginas diarias. Yo he finalizado mi semana escribiendo un total de 78 páginas, es decir, he superado el mínimo con creces. Con altibajos por supuesto, puesto que el primer día solamente escribí las cinco páginas obligatorias (no todos los días tienes las mismas ganas y el mismo ánimo para escribir).

¿Cómo he repartido dicha cantidad de páginas? ¿Qué es lo que he escrito? ¿Por qué no lo cuelgo? ¿Para qué lo voy a utilizar? Bien, aquí os lo cuento.

He dedicado la Maratón de Escritura exclusivamente a mis novelas, dos de ellas ya las tenía empezadas y otra no, ha comenzado a ser escrita durante dicha maratón.

Os explico un poquito: quién me tiene en facebook y haya mirado el perfil, sabrá que está anunciado que tengo la intención de autopublicar (en Bubok o en Lulú, aún lo estoy pensando) mi primera novela a finales de año. Llevará por título "Príncipes desteñidos", pertenece al género chick-lit, un género que jamás en mi vida se me ocurrió escribir pues ni siquiera era asidua a leer este tipo de publicaciones, pero cuya idea surgió de repente y tanto mi chico como dos personas muy importantes para mí (uno de mis mejores amigos y mi hermana pequeña) me animaron a ello, y tengo que reconocer que estoy pasándolo en grande escribiendo esta historia. Tanto que yo, que en un principio no me atraía mucho la idea, he acabado empezando otra novela distinta pero con ese mismo aire despreocupado, y hasta estoy meditando el escribir una segunda parte de estos "principitos de pacotilla" jeje. Pues bien, a esta novela, que es la que más adelantada llevaba, he dedicado un total de 19 páginas.

Después he continuado otra novela que también tenía comenzada desde hacía unas cuantas semanas. Bueno en realidad es como si la hubiese empezado en esta semana, porque tenía la idea desarrollada pero de la historia solamente tenía escrito dos míseros párrafos. La novela aún no tiene nombre... sé que se va a llamar como su protagonista, pero es algo que aún no tengo decidido (y llevo dándole vueltas varios días, pero ningún nombre me parece bueno). Ésta novela también es un poco chick-lit, tiene ese aire irónico, ese punto de vista humorístico que os decía antes. Y és esta novela de la que os hablo, la que tengo pensado, cuando encuentre un nombre adecuado y haga unas cuantas correcciones, ir publicando poco a poco en el blog, a modo de blogonovela. Pero antes de empezar a hacerlo quiero tener el título, algo semejante a una portada para colocar el banner con acceso a los capítulos en la barra lateral del blog (y para esto tengo que esperar que me la haga mi amigo pues yo soy una negada con photoshop y programas similares)y escribir un poco más para ir teniendo material que colgar antes que se me ocurra otra idea jeje. A esta novela le he dedicado un total de 25 páginas.

Y las 34 páginas restantes las he dedicado a una novela nueva que ha surgido como de la nada. En facebook ya adelanté algo. Yo, a mis 28 años, aún no soy madre, cosa que puede ser normal por supuesto, pero tengo un sobrinillo que es mi devoción. Es el único que tengo, y desde que era pequeño muchos han sido los cuentos que le he contado, sean fruto de mi invención o no. Pues bien, mi sobrino, está aprendiendo a leer ahora y me pidió que escribiese un cuento para él, para que pudiese leerlo él solito. Y yo, como su tita a la que se le cae la baba con el niño, no iba a negarse por supuesto. El cuento ha acabado convirtiéndose en una novela infantil, aún no acabada pero casi casi, que aparte de ser impresa a letras grandes para que mi pequeño lector la use y disfrute a su antojo, pues además está plagada de cosas que a él le gustan: animalitos, villanos, un héroe intrépido, personajes loquitos perdidos que lo hagan reír... va a ser presentada al certamen que la Editorial Edelvives tiene convocado para el mes de Septiembre. Si a alguien le interesa dicha convocatoria en cualquiera de sus dos modalidades (infantil y juvenil) que me avise y le envío la información sin problemas. Está destinada a niños entre 7 y 12 años (aunque mi sobrino va a cumplir 5) y en principio aún no tengo decidido el título, la tengo guardada como "Martin quiere ser detective" aunque la etapa de querer ser detective ha quedado reducida y casi todo el argumento se basa en las aventuras del llamado Martin, así que seguramente lo cambie por otro título más adecuado.

Y nada más, aparte de todo esto, han surgido varias ideas que tengo apuntadas en mi libretita para futuros relatos, por lo que para mí esta Maratón de Escritura me ha supuesto una semana en la que mi creatividad ha aflorado más de lo habitual, puesto que me he obligado a sentarme a escribir cada noche (que es mi hora de sentarme a ello).

¿Repetiría? Sí, por supuesto, sin pensarlo.

4 comentarios:

Extremo_Delirio dijo...

Veo que has sacado provecho a la maratón y me alegro por ello^^ Un besote!

Paseo por las nubes y por el alambre dijo...

Hola, Rocío:
Acabo de leer tu post y me parece genial que te guste tanto escribir (a mí me ocurre lo mismo). Los proyectos son muy importantes, porque mantienen engrasada la pluma, de manera que no los pierdas de vista.
Seguro que esa historia que escribiste a tu sobrino la recordará siempre. Yo también me voy a presentar a ese premio de Literatura Infantil. A veces, muchas veces, estos concursos donde pongo el ojo consiguen que me tome en serio algún que otro proyecto que tenía empezado y macerando en el cajón del PC. Así ha ocurrido ahora. Encontré este premio y me puse manos a la obra. Curiosamente, hoy, hace un rato, he terminado de corregirla (aunque le daré alguna vuelta más antes de enviarla).
Bueno, que tengas mucha suerte y adelante con tu historia. Espero que te lo pases bien, ya que se trata de eso. Los premios son gratificantes, pero nunca tanto como la creación literaria en sí.
Un abrazo de piruleta y globos de colores.
Mercedes.

Maga de Lioncourt dijo...

Felicidades por todas esas páginas!! Se nota que te lo pasaste en grande y que la inspiración no te faltó en ningún momento.

Te deseo muchos éxitos con la historia infantil, y ya me tendrás por aquí cuando comiences a publicar la blognovela, que de chick lit tampoco he leído nada :-)

Besos!!

Pd: estaba segura de que seguía tu blog desde que te apuntaste al maratón. Los años juegan con mi memoria, jeje.

Narrador dijo...

Hola Ro. me has inspirado muchísimo.
Por un lado, me alegro mucho de encontrar a alguien de mi edad en la blogosfera, porque normalmente mis niñas son mu chiquitinas :3, y por otro, me gusta tu entereza y entrega.
Leyendo este post me han entrado unas ganas enormes de escribir...¡gracias!

Publicar un comentario